Itaipú: inquieta falta de preparación para las negociaciones en el 2023

Mientras Brasil ya comenzó los preparativos para el 2023, Paraguay no tiene claros los escenarios probables sobre lo que va a plantear su posición, coincidieron ayer en afirmar los ingenieros Nelson Cristaldo y Javier Villate.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CZKBK67YWZHXVL2QKMJMPZ24YM.jpg

El Ing. Nelson Cristaldo manifestó inicialmente que lo que más se estudia hoy sobre la regulación del sector de energía es cómo generar competencia en el mercado, cómo el regulador (Estado) puede intervenir, pero sin crear distorsiones. “La gran pregunta que nuestro Gobierno tiene que hacerse no es qué quiere el Estado o la ANDE, sino la industria, que es el sector que va a consumir esa energía a gran escala, generando, de paso, empleo”, destacó.

Sobre el punto, comentó que el ministro de Economía del Brasil, Paulo Guedes, ha dicho que Brasil se prepara para un nuevo “choque de re-industrialización”, a base de “energía barata”. “Ellos se están preparando para generar riqueza a través de una explosión industrial, considerando que la deuda de Itaipú caerá en torno al 60% en el 2021”, enfatizó el especialista del sector.

Añadió que el nuevo Gobierno brasileño está preparando las bases para un “inmenso desarrollo”, primero averiguando qué es lo que la industrial necesita, que es el sector que realmente aprovechará esa energía, donde el “principal jugador” es la Federación de Industrias de São Paulo (FIESP), que cuenta hoy con 130.000 asociadas, y representantes del “poder real”.

PUBLICIDAD

Acotó que el presidente Jair Bolsonaro ya tiene un “paquete legislativo” que busca, entre otras cosas, la reducción de impuestos, achicar el aparato estatal, reducir la burocracia y, si se puede, eliminar la corrupción. “Está generando las condiciones para que los inversionistas y las industrias realmente puedan aprovechar esa energía que comenzará a ser mucho más barata en el año 2021, de forma recuperar su competitividad a nivel global”, subrayó.

Dijo que la Unión Industrial Paraguaya (UIP) tiene que ser un “verdadero jugador” en el contexto de los preparativos para la revisión del Anexo C, pero necesita tener una postura firme. “Acá la UIP es un invitado, no un protagonista. Debería ser consultada por el Gobierno acerca de lo que hay que hacer”, afirmó.

Contratación total

Por su parte, el Ing. Javier Villate expresó que el Gobierno tiene que explorar todos los escenarios disponibles, y basarse en un solo enfoque: Tratar de “Pelear” lo que “hay que pelear” a través de ANDE, en la famosa compensación y los gastos sociales, “que no tendrían sentido”, si se mete en la ecuación de análisis el tema de la “contratación total y abierta” de la energía, sin la ANDE, “que es la que está imposibilitada, no Paraguay”.

Al respecto, explicó que la “contratación total” de la energía que legalmente le pertenece a nuestro país nunca estuvo prohibida, y que desde el año 2000 en adelante nuestro país pudo comprar toda su potencia, tal como está establecido en el Tratado, y vender lo que no llegue a consumir, prioritariamente al Brasil, que sigue siendo el mercado más seguro de la región.

La ANDE “imposibilitada”

Los ingenieros Javier Villate y Nelson Cristaldo manifestaron igualmente que la ANDE realmente está “imposibilitada” de contratar toda la potencia que le corresponde a nuestro país en Itaipú, por varios motivos, y que hoy podría hacerlo. Indicaron que el ente estatal no tiene necesidad de hacerlo, o no tiene interés, sus funcionarios ganando el dinero que siempre ganan; sobre todo, porque carece de capacidad financiera y su estructura orgánica tampoco le permite lidiar con este tipo de commodities.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD