La Transchaco no deja de ser un eterno dolor de cabeza

FILADELFIA, Chaco (Marvin Duerksen, corresponsal). La Transchaco sigue siendo un entero dolor de cabeza de cada día para la población de la Región Occidental. Esta ruta está perforada, con baches, cráteres y pozos que asustan a conductores de pequeños y grandes vehículos. En varias zonas, los choferes hacen peligrosas maniobras para sortear los pozos y la capa asfáltica en mal estado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5GU26A4MLJEYRKH5HCPDYZTQKY.jpg

Aunque el Ministerio de Obras Públicas prometió mantener en buen estado la estropeada ruta mientras comienza su reconstrucción, los baches no disminuyen, sino “proliferan” y crecen.

Poco a poco aumentan las dudas en la población acerca de si esta vez realmente el Gobierno cumplirá con su promesa de reconstruir esta ruta, abandonada por el gobierno central durante más de ocho años. Obras Públicas licitó dos bacheos en los últimos tres años. El primero, con un pliego de bases y condiciones retrasado por varios años, con el resultado de que el impacto del remiendo era mínimo. La segunda licitación comenzó con baches antiguos y baches nuevos, dejando una ruta deteriorada al terminar el contrato. Por estos dos bacheos se pagaron un total de G. 170.000 millones.

El actual Gobierno ha presentado con mucho ruido mediático los planes para reconstruir la Transchaco en ocho etapas. Promete licitaciones, próximamente, mientras la ruta no es mantenida en buenas condiciones para seguir con una operatividad responsable.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD