Nuevo ministro sigue el fracasado plan de Jiménez Gaona, afirman frentistas

Frentistas afectados por obras del metrobús expresaron ayer que el plan del ministro Arnoldo Wiens de continuar con el proyecto tal como está es solo alargar el sufrimiento instalado por su antecesor en el cargo, Ramón Jiménez Gaona. Insisten en que la obra debe parar y reestructurarse.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZWIEF3MR2NGI7DFKBTFFK6UMOA.jpg

Para Édgar Gill, quien preside la Asociación de Propietarios, Comerciantes, Trabajadores, Usuarios y Afines (APCTUA) afectados por las obras inconclusas del metrobús, continuar con el proyecto en estas condiciones representa una “irresponsabilidad” por parte del nuevo titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens.

“Pareciera que la administración anterior le lavó el cerebro al nuevo ministro. Es una irresponsabilidad. A simple vista se confirma que el metrobús ndaijái ko’ápe (no entra acá)”, manifestó ayer Gill en relación a las expresiones del ministro Wiens acerca de continuar con el proyecto metrobús.

“No se trata solo de romper e indemnizar, y dejar a cientos de personas sin trabajo y sin poder entrar a sus locales y hogares, se trata de hacerlo viable”, agregó.

PUBLICIDAD

El frentista adelantó que hoy presentarán en el MOPC una nota dirigida al ministro Wiens, en donde reiterarán el pedido de que el proyecto debe ser modificado. Una de las opciones que mencionan los frentistas es que las paradas vayan a la derecha de cada corredor, no en el centro como se construyen hoy.

Añadió que solicitarán audiencia con el titular del MOPC y que le dan un plazo hasta el próximo miércoles para que los reciba en su oficina, de lo contrario llevarán sus manifestaciones hasta la cartera estatal.

El plan de Wiens

El ministro Wiens reconoció que el problema fundamental del metrobús es el proyecto actual, pero afirmó que no ve factible pararlo y empezar de cero. Manifestó que existen “ideas creativas” que ayudarán a avanzar los trabajos del proyecto actual y hacerlo a otro ritmo. “Estos cambios conllevarán una nueva adenda, que tendrá una nueva fecha de entrega de la obra”, dijo ayer durante una entrevista que brindó en su despacho del MOPC.

Consultado acerca de cuánto aumentaría el precio de la obra con estos cambios, Wiens alegó: “Este proyecto nunca tuvo un costo definitivo. Solo hay un precio referencial”. Con esto dio a entender que el precio seguirá aumentando (ya se reajustó antes en 34,4%).

De acuerdo a las palabras del titular del MOPC, para continuar las negociaciones, un primer requisito es que se retire la nota de preaviso de suspensión de Mota Engil.

En cuanto a los reclamos de la contratista, volvió a señalar que ya se pagó el 50% de lo adeudado y que en relación a la liberación de la franja siguen los trabajos, pues es una responsabilidad mutua, tanto de la empresa como del MOPC. “La contratista es responsable de pagar lo que son indemnizaciones por mejoras y ellos estaban atrasados con varios frentistas”, sostuvo Wiens.

Sobre la auditoría iniciada al proyecto, el ministro indicó que la realizan profesionales ajenos al MOPC y a la contratista, para tener resultados objetivos. “Lo que está mal hay, que enderezarlo”, argumentó.

Exigencias 

Según Wiens, las negociaciones incluyen también “exigencias” por parte del MOPC para con la contratista. “Una de las exigencias será que la empresa tendrá que trabajar las 24 horas, y otra es que se tendrá que tener una dinámica diferente de trabajo en el abordaje con los frentistas”, afirmó. Insistimos acerca de cuáles serían los cambios en el proyecto, pero solo respondió: “Hay ideas que se podrán difundir cuando se llegue a un acuerdo total al respecto, tienen que ver con una dinámica diferente en la ejecución de las obras”.

Confirmó que sigue en pie la construcción del tramo 1 (microcentro), más allá de que sea cuestionado por presentar similares falencias que el tramo 3 (San Lorenzo- Fernando de la Mora).

El metrobús y el preaviso

A dos días de haber asumido, el ministro Arnoldo Wiens informó acerca de un preaviso de suspensión de obras del metrobús por parte de Mota Engil, que alegaba atrasos en los pagos y falta de liberación de la franja. La empresa invocó la Cláusula 16.1, que prevé un preaviso de 21 días antes de parar las obras. La nueva administración de la cartera instaló ante esto una “mesa de crisis” en busca de soluciones.

El contrato de Mota Engil para los tramos 2 y 3 es por US$ 71 millones (ya se reajustó en 34,4%). Hasta el momento solo se terminaron unos 800 metros de todo el tramo 3, mientras que los tramos 2 y 1 siguen en espera del permiso de la Municipalidad de Asunción. En total son 16,4 kilómetros.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD