Obras chapuceras de la Essap ponen en peligro a ciudadanos

La semana pasada se formó un enorme cráter en medio del asfalto de la avenida Gral. Santos en su unión con República de Siria, donde existen dos tuberías de alcantarillado sanitario de la Essap. Según operarios de la estatal, el hundimiento del suelo se produjo justo en el sitio donde se unen la tubería vieja con la nueva, que construyó hace apenas tres años el consorcio Gaba.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7IB3K5F475ADVNU4LTS7EFXPQM.jpg

Ya no es novedad encontrar en cualquier calle o avenida de la capital y de las ciudades limítrofes a Asunción profundos socavones en el asfalto, debido al mal estado de las redes de alcantarillado sanitario o agua potable de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap).

Lo único que falta es que alguna persona salga lastimada o pierda la vida al caer en esos pozos, se quejó un vecino de la avenida Gral. Máximo Santos, donde los operarios de la Essap tardaron una semana para tapar un profundo pozo.

El jueves estuvieron trabajando para taponar el pavimento hundido.

PUBLICIDAD

En todo el trazado de la avenida General Santos, en 2015, la Essap instaló tuberías para un nuevo sistema de alcantarillado sanitario, desde su intersección con la avenida España hasta la avenida Artigas.

La obra fue otorgada mediante una licitación pública en 2012, bajo la presidencia de Osmar Ludovico Sarubbi, pero recién comenzó en 2014. La financiación provino de un préstamo otorgado por el Banco Mundial (BM) a nuestro país.

Había sido otorgada al consorcio Gaba integrado por la empresa unipersonal de Julio Galiano Morán y la Compañía Integral de Construcciones. El contrato fue por G. 4.021 millones, pero como todas las obras públicas tuvo un reajuste y terminó costando más.

De acuerdo a informaciones proporcionadas por fuentes cercanas a la empresa estatal la obra fue recibida de forma provisoria. Para la recepción final se le pidió al consorcio en cuestión que realizara las correcciones indicadas por la fiscalización, como por ejemplo, la colocación de otra capa de asfalto para tapar los hundimientos, lo que nunca hizo.

Otro hundimiento de la red sanitaria se puede ver en la esquina donde se unen la calles Solano López y Santiago, del barrio Jara de Asunción.

Los vecinos colocaron maderas y troncos de árbol para advertir a los conductores del pozo en el asfalto.

El problema, según técnicos del sector, es que las obras se ejecutan sin respetar las exigencias técnicas del pliego de bases y condiciones.

Por ejemplo, luego de las excavaciones no se hace una buena compactación de la tierra. Con cada lluvia se va erosionando la arena y termina colapsando el pavimento al poco tiempo.

Los registros cloacales se hunden porque se construyen con material de baja calidad y sin los elementos requeridos. El problema se agrava tanto para la empresa pública como para las municipalidades, que terminan arreglando las chapuzas de las empresas privadas.

Destinan personal, combustible y materiales que deberían ser para cubrir otros menesteres.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD