“Ojalá el tema de los cuadernos llegue acá”

Nicanor Duarte Frutos, director paraguayo de Yacyretá, expresó su “deseo” de que las investigaciones sobre corrupción descubiertos en la Argentina también lleguen al Paraguay. Dijo que la trama corrupta involucra a políticos, funcionarios públicos y empresarios. No le teme a una investigación, enfatizó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NDKE6NMCIJGQFOOWWVBH6WG764.jpg

En declaraciones realizadas ayer a ABC Cardinal, Duarte Frutos negó categóricamente que alguna vez haya mantenido relaciones cercanas con el exdirector argentino de la entidad binacional Óscar Thomas, capturado anteayer por la Policía del vecino país, luego de permanecer 48 días prófugo. “Los presidentes no se comunican con funcionarios de ‘segundo o tercer rango’, que para eso tienen a sus pares”, dijo en su defensa.

No obstante, admitió que ocasionalmente pudo haberse encontrado con el hoy detenido, en actos de entregas o de inauguración de obras nacionales, en los que se originaron las fotos. “Pero ojalá que se investigue profundamente la relación entre la dirigencia política, y la relación dolosa entre funcionarios públicos y empresarios”, afirmó.

Sobre el punto añadió su anhelo personal de que las investigaciones lleguen también al Paraguay, considerando que el “Lava Jato” (en Brasil) generó la detención de, al menos, 400 empresarios, “un montón” de políticos y del propio expresidente Lula (Da Silva). Acotó que el tema de los “cuadernos” “está convulsionando” a la Argentina “y ojalá esta ola anticorrupción llegue al Paraguay, y que se preocupen aquellos que tienen cosas que esconder, aquellos que actuaron mal”.

PUBLICIDAD

“Kencho” y Schmalko 

Aseguró que su conducta pública “siempre fue de cara a la sociedad”, a la luz del sol, y que sus “difamadores de siempre” no han podido consumar hasta ahora “sus odios”. Explicó que esta es una etapa “evidentemente maliciosa”, porque –en todo caso– tendrían que estar allí (en los diarios y las fotografías) los últimos directores de Yacyretá (Miguel Fulgencio “Kencho” Rodríguez y Juan Alberto Schmalko).

En ese sentido, afirmó que tanto Clarín como La Nación de Buenos Aires publicaron en la víspera que a Óscar Thomas se le investiga por coimas perpetradas entre el 2009 y el 2013, “tiempo en que yo no era absolutamente funcionario, ni parte del Gobierno”.

Al referirse a los anteriores directores paraguayos, aseveró que “Kencho” Rodríguez, juntamente con Thomas, adjudicaron directamente la reparación de las turbinas de Yacyretá por US$ 200 millones. “Llega Schmalko y legitima ese contrato dirigido desde el lado argentino, aunque consigue bajar 20%, y la deuda sobrante que nosotros tenemos que pagar asciende hoy a US$ 20 millones”, manifestó.

Investigación 

Al insistir en que no teme una investigación en nuestro país, recordó que en el 2006 él mismo solicitó una investigación penal sobre su gestión presidencial, que estuvo a cargo de los fiscales René Fernández, Liliana Alcaraz y otros. “Nunca recusé fiscales, pero se desestimó la denuncia. Sin embargo, en la era (Fernando) Lugo se vuelve a abrir y se vuelve a cerrar”, afirmó. 

Requerido si mantuvo alguna relación cercana con Óscar Thomas y Julio De Vido en su época de embajador, contestó: “¿Ustedes creen que el presidente (Horacio) Cartes iba a permitir a un embajador tuviera autonomía para hablar de temas políticos y binacionales?”. 

Sobre el punto, rememoró que él fue excluido cuando Horacio Cartes integra el “elenco” para negociar con la Argentina, inclusive la deuda por cesión de energía, y la delegación creada por decreto para hablar con los argentinos estuvo encabezada por Juan Carlos López Moreira, Schmalko y otros dos más. “Ni siquiera me comunicaban cuando viajaban a Buenos Aires”, aseguró.

Dijo que la única vez que habló con Cristina Kirchner, fue para reclamarle la deuda atrasada por la cesión.

Problemas psiquiátricos

En cuanto a las denuncias realizadas por Nelson Argaña en su contra, Nicanor aseveró que ABC Color se basó en una denuncia realizada de una persona “con trastornos psíquicos y que merecería una pericia psiquiátrica”.

Dijo que Argaña le denuncia después de ocho años fuera de la Presidencia, y justo el día que se reincorporaba a la actividad política en 2016. Acotó que Argaña “pasó muy bien” durante su gobierno”, el de Lugo y la mitad del de Cartes “y, de repente, se le antoja denunciarme con escrito de manicomio”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD