Otra vez quieren cerrar rutas

Roberto Almirón, titular de la Federación de Transportistas Autónomos del Paraguay, dijo ayer que nuevamente se preparan en el sector para una movilización, en contra del incremento de precio de los combustibles (tanto la estatal Petropar como los emblemas privados subieron sus productos en torno a los G. 300 por litro).

Pese a que desde la petrolera estatal así como el sector privado han explicado que Paraguay es tomador de precios al no ser productor y nada puede hacer ante la tendencia alcista del crudo y el dólar, los camioneros otra vez se aprestan a cerrar rutas, con la pretensión de que se fijen otros precios que les sea convenientes.

Inclusive, Almirón dijo que espera que la ciudadanía también proteste contra la suba del pasaje, en G. 100 por boleto.

De acuerdo con los datos, si bien todavía no hay decreto sobre las nuevas tarifas del transporte público, desde ayer se están cobrando 2.400 y G. 3.600 por los servicios convencional y diferencial. Algunos usuarios denunciaron ayer que hubo choferes que “redondearon” los precios en G. 2500 y G. 4000, con el argumento de que no tenían monedas para el vuelto.

PUBLICIDAD

Al respecto, intentamos conversar con César Ruiz Díaz, titular del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), pero no atendió las llamadas. Por su parte, el viceministro de Transporte, Pedro David Britos, recalcó en su cuenta de Twitter que el pasaje sigue en G. 2300 para el servicio convencional y G. 3500 para el diferencial, hasta tanto se firme el decreto (previsto para mañana).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD