Por coimas detienen al exdirector argentino de la binacional Yacyretá

Luego de permanecer 48 días prófugo, el exdirector argentino de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) Óscar Thomas fue detenido ayer por la policía del vecino país en un departamento del Barrio Norte de la Capital Federal. Lo acusan de “recaudar para la corona” durante los gobiernos de los Kirchner. La Fiscalía paraguaya debería aprovechar la ocasión para investigar posibles conexiones con funcionarios paraguayos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/65PB2J4ELFDM3DIZUZUFXJ5CRI.jpg

“Fue una vecina del edificio ubicado en Barrio Norte la que lo delató. La ministra de Seguridad Patricia, Bullrich, señaló que además había recibido información por un mensaje que le llegó a su WhatsApp personal”, se lee en el material informativo que tn.com.ar subió a su página a las 14:40.

Añade que el exdirectivo de la EBY pagó una coima de US$ 1.100.000 en 2009 y otra en 2013, según los ya conocidos “cuadernos de las coimas”, que había escrito el chofer Óscar Centeno, que trabajaba para el ex alto funcionario del Ministerio de Infraestructura del vecino país, Roberto Baratta, hombre de absoluta confianza del ministro del entonces titular de esa cartera, procesado igualmente hoy por corrupción, Julio De Vido.

“Mientras viajábamos lo llamó al jefe y le dijo que entre Yacyretá y Transporte habían aportado para la corona US$ 657.000”, se lee en uno de los párrafos de Centeno en el que involucra al hoy detenido Thomas.

PUBLICIDAD

El ex “zar de la energía eléctrica” de Argentina –además de Yacyretá, era delegado de su país en la Comisión Mixta paraguayo-argentina del río Paraná (Comip), encargada del plan Corpus, así como de el proyecto Garabí con Brasil.

De acuerdo con la prensa argentina, Thomas proviene de una modesta familia, en la que el jefe era colectivero y la madre una paraguaya de profesión ama de casa.

Según los registros consultados, Thomas asumió la dirección ejecutiva de Yacyretá en 2002, y que luego de dos períodos de gobierno en su país, su patrimonio personal incluía cuatro casas, nueve lotes de terrenos, ocho departamentos, tres autos de lujo y un local.

Thomas, recordemos, aún era director de la EBY cuando el gobierno de Horacio Cartes decidió firmar con su par argentino de entonces, Cristina Fernández de Kirchner, la Nota Reversal N° 14, de supuesta cogestión paritaria en la administración del ente binacional.

Este instrumento diplomático fue aprobado por el Legislativo paraguayo, juntamente con la Nota Reversal N° 2/17, que trastoca al Anexo C del Tratado de Yacyretá, promulgadas por Horacio Cartes en los postreros días de su gobierno.

El caso de los “cuadernos...”, especialmente todo lo relativo a su capítulo Thomas, debería obligar a la Justicia paraguaya a aplicar el Art. XX del Tratado”, para investigar todo lo actuado por los directores paraguayos e inclusive exigir la revisión plena de los registros contables y documentos de la EBY, sencillamente para detectar sus componentes espurios e inclusive ilegales.

Fueron contraparte de Thomas Luis Fretes Escario, Ángel María Recalde (2005/2007), Paul Sarubbi, Carlos Cardozo F., Elba Recalde, Miguel F. Rodríguez, Enrique Cáceres Rojas, Guillermo López Flores y Juan Alberto Schmalko.

Nicanor, con “fuerte gripe”

Infructuosos fueron los intentos por tener la opinión del actual director paraguayo de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, sobre la detención del hasta ayer prófugo extitular argentino de la entidad, Óscar Thomas. Ante una consulta realizada al Departamento de comunicaciones de la EBY, a cargo de Aristides Da Rosa, este informó a periodistas de nuestro diario que el expresidente de la República se retiró temprano ayer de su despacho en Asunción, aquejado de un “fuerte cuadro gripal”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD