Problema de ANDE radica en su tarifario, insisten

Para el Ing. Juan José Encina, exjefe del Departamento de Facturación de la ANDE, el problema que de nuevo castiga a los usuarios no se debe a la “sobrefacturación, sino a la falta de gestión y control de procesos”. “El problema principal es el pliego de tarifas 21 y su modalidad de aplicación”.

Esa “modalidad de aplicación”, según explicó el especialista, hace que por 1 kWh de diferencia el importe varié “hasta 38% en los límites de las fajas”.

Procedimiento que, siguió explicando, “hace que la ANDE facture, en promedio, 4% más de lo establecido en su Carta Orgánica”.

Encina señaló igualmente que en el presente la factura de la empresa eléctrica “discrimina por la modalidad de facturación y porque no levantó el recurso de amparo de CLYFSA (empresa privada que sirve a los usuarios de Villarrica), y está expuesto a demandas judiciales múltiples similares”.

PUBLICIDAD

Recordemos que los clientes de la Compañía de Luz y Fuerza de Villarrica se inmunizaron contra los efectos del tarifario de referencia de la ANDE mediante un recurso de amparo admitido en el Poder Judicial.

El 12 de diciembre del año pasado, el actual presidente de la empresa eléctrica estatal, en declaraciones a la prensa, admitía que el pliego de tarifas que se aprobó el 10 de marzo de 2017 mediante un decreto del Poder Ejecutivo, contenía “errores importantes”, que serían corregidos “con el propósito de fomentar la inversión y el desarrollo industrial de nuestro país”. No obstante, tres meses después de esas declaraciones, poco se hizo, poco hizo el Ing. Pedro Ferreira en ese sentido.

“Aparte de las pérdidas que puede estar generando una tarifa elevada, el ‘error más grave’ del nuevo sistema tarifario es que de -alguna manera- propicia el uso de electricidad generada a base de gasoíl importado en horario de punta, precisamente a la misma hora que la ANDE disponibiliza energía suficiente, pero establece un sistema donde “todos perdemos”, se lee en el material que publicó ABC el 13 de diciembre con las declaraciones del flamante presidente de la estatal.

Tres meses después, ante una nueva andanada de denuncias de los usuarios de la estatal, debido a la sobreelevación de los montos de sus facturas mensuales, la pregunta lógica es si los estudios correspondientes a la corrección de los errores del pliego N° 21 son demasiado complejos o las declaraciones del Ing. Ferreira se trataban simplemente de otro ejercicio de retórica.

“No existe sobrefacturación, pero sí falta de control y corrección a tiempo de facturas erróneas. Se debe cambiar el pliego de tarifas actual y la modalidad de aplicación de todas las fajas para consumo, que debe ser utilizada para evitar discriminaciones y que, además, es el origen de gran parte de los reclamos”, reitera con cierto énfasis el Ing. Encina de su charla con ABC.

Un intento de blanqueo

“Lo más grave es que el Pliego 21 intentó blanquear lo ocurrido en el año 2011, mencionando claramente en el mismo que se aplica una sola tarifa por todo el consumo. Sin tener en cuenta que de esa manera se estaba discriminando entre consumidores del mismo grupo de consumo, puesto que para un cliente la tarifa aplicada a 100 kWh es diferente a la tarifa aplicada por esa misma fracción de consumo a otro. Es decir, si un usuario consume 300 kWh y otro 200 kWh; los primeros 100 kWh para el segundo tiene una tarifa mayor que los primeros 100 kWh del segundo, hecho que no sucedía antes del 2011”, explicó el Ing. Juan José Encina, quien fue jefe del Departamento de Facturación por diez años.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD