Telefónica utiliza plataforma usual del sistema financiero

Usuarios de billeteras electrónicas ya acceden a transacciones como cobros de giros en cajeros automáticos y pagos en comercios a través de una tarjeta emitida por una de las compañías telefónicas, que de esta forma avanzan sigilosamente en los medios y plataformas usualmente utilizados por el sistema financiero.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/R4FSEYJM3BGMRBB2JJMEICDE5Q.jpg

La primera empresa en habilitar este servicio para sus usuarios fue Tigo Money, que hace un par de meses ya empezó a activar tarjetas para clientes de billetera electrónica, sin mucho trámite ni procedimientos para la activación y con emisión casi automática desde la solicitud. El plástico puede ser utilizado por el cliente ya sea para retirar dinero de cajeros automáticos, como también para realizar pagos en comercios, tal como funciona en la práctica una tarjeta de débito o crédito, que es emitida por entidades financieras. De acuerdo con los argumentos de Tigo Money, la tarjeta es una extensión de la billetera electrónica, o sea una nueva forma de usar el dinero almacenado en el celular.

Otra alternativa

Permitir que los giros de dinero se canalicen a través de cajeros automáticos es una de la facilidades contempladas en la reglamentación de Entidad de Medio de Pagos Electrónicos (EMPE).

Según la Superintendencia de Bancos (SIB), la tarjeta utilizada por Tigo Money se puede considerar como una nueva interfaz de la billetera electrónica, otra herramienta al alcance de los usuarios y más práctica para pagos y retiro de efectivo de cajeros automáticos, es decir, una alternativa a la utilización del celular. Señalan además que el plástico utilizado por la EMPE no reúne las características señaladas en el Reglamento de Tarjetas Débito-Crédito, dado que el saldo utilizado por el usuario no proviene de una cuenta bancaria sino del dinero almacenado en una cuenta de dinero electrónico.

Tienen limitación

Las transacciones de las EMPE están limitadas al fondo que disponga el usuario en su cuenta de billetera electrónica, o sea, no pueden realizar préstamos ni sobregirarse. Esto implica una sustancial diferencia de la tarjeta de débito emitida por los bancos y financieras, pues estas no se encuentran sujetas a limitación alguna, más que la capacidad económico financiera del usuario.

Además, la reglamentación de EMPE estipula que se podrán gestionar transacciones en forma directa hasta 40 jornales mínimos mensuales (G. 2.806.240), sin necesidad de habilitar una cuenta bancaria.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.