Transgénicos aportan sostenibilidad y seguridad alimentaria según FAO

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), junto con la Organización para el Desarrollo y Cooperación Económica (OCDE) apuestan por el uso de las semillas transgénicas para incrementar la producción, tener una agricultura más sostenible y mejorar la seguridad alimentaria. En contrapartida, el obispo de Misiones, Mario Melanio Medina, predica que dicha tecnología es tóxica.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IJLGQRNPNFGNVGWDG2AYUEIL6Y.jpg

La biotecnología jugará papel clave en el avance productivo

Un documento de la FAO y la OCDE, difundido por la organización Agrobio de Colombia, dice que se espera una mejora en la seguridad alimentaria derivada del incremento productivo y la apuesta por una agricultura más sostenible.

El material, que hace un análisis sobre las perspectivas agrarias de 2012 a 2021, manifiesta que la investigación ha demostrado que los rendimientos de los cultivos han aumentado un 2% cada año. La mitad de este incremento ha sido gracias al mejoramiento de plantas y a la adopción de nuevas variedades de cultivo. Además, el documento destaca que los cultivos resistentes a enfermedades y tolerantes a herbicidas han evitado el uso de 400 millones de kilos de insumos químicos en los últimos 15 años. Esta disminución también ha permitido reducir el uso de máquinas y, por consiguiente, reducir las emisiones de CO2.

PUBLICIDAD

El estudio destaca que los cultivos transgénicos permitirán en los próximos años la reducción del uso de insumos químicos, reducción de costos, aumentar la productividad e incrementar los ingresos. También se destaca el valor de esta tecnología para los países en vías de desarrollo y su facilidad de adopción por parte de pequeños agricultores.

En ese contexto, se estima que entre 1998 y 2007 los cultivos transgénicos aumentaron los beneficios en Sudáfrica, en US$ 383 millones, con un incremento productivo del 40%. También expresa que la biotecnología agrícola no es un avance diferente a otros, por lo que debería tener las mismas oportunidades que el resto. Los retos agrarios futuros harán que la apuesta por esta tecnología sea cada vez mayor. Agrega que el 25% de todas las tierras agrícolas están altamente degradadas, a lo que hay que sumar el reto alimentario de asegurar el suministro a una población en constante crecimiento. Por todo ello, la biotecnología jugará en los próximos años un papel clave en la alimentación y la agricultura.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD