Chofer imputado por contrabando involucra a Azucarera Friedmann

Nelson Martínez Centurión, imputado por conducir uno de los siete camiones incautados con 189 toneladas de azúcar presumiblemente ingresada de contrabando al Paraguay, involucró directamente a la Azucarera Friedmann en el hecho. Fue durante su declaración indagatoria en la fiscalía de Villarrica, donde insistió además en que el edulcorante era de origen nacional. Por su parte, Rodolfo Max Friedmann evita hablar del caso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YSPXYEMFTFBVBOY6MPCQSX6BEA.jpg

Según los datos, Martínez Centurión estaba en la cercanía de la Azucarera Friedmann al mando de su camión, Scania 124, blanco, con chapa OAU 757, con una carreta con chapa PGS 287 cargada con azúcar.

El procesado, en su declaración indagatoria, el 5 de julio, rechazó el delito que se le atribuye. Señaló que la carga de azúcar que estaba en su camión era de origen nacional y que estaba esperando turno para descargar en el ingenio perteneciente a la familia Friedmann.

Martínez declaró que considera injusta su detención por tener sus documentaciones en regla y que no ha cometido hecho punible que pudiera justificar su detención. Aseguró que ya había pesado toda la carga en la báscula de la Azucarera Friedmann y que estaba esperando lugar para descargar adentro.

En la ocasión había solicitado al Ministerio Público la constitución del agente fiscal para verificar la carga y determinar que se trataba evidentemente de bolsas de azúcar de origen nacional.

Los otros procesados en el caso son Marco Delgado Peña, Carlos Vera Martínez, Néstor Paredes, Catalino Brítez y Atlair Gómez Flor. Llamativamente, todos fueron beneficiados con medidas alternativas a la prisión por el fiscal Alcides Espínola, después de abstenerse a declarar.
Otro aspecto resaltante es que toda, o por lo menos la mayor parte del producto, estaba a punto de ser descargado en la Azucarera Friedmann. Los camiones transportaban bolsas de edulcorante con dos marcas brasileñas (introducidas ilegalmente, teniendo en cuenta que no está permitida la importación de azúcar en nuestro país) y bolsas con la leyenda de Azúcar Iturbe SA (AISA).
Negocio absurdo

Para los pobladores de la zona, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, resulta “hasta absurdo” que una firma industrial muy conocida venda producto fabricado por su principal competidor, que es AISA.
Sin embargo, los directivos de AISA aseguraron que las bolsas que transportaban los camiones detenidos por la Policía no les pertenecen, que la firma no vende edulcorante a nivel nacional y solo producen azúcar orgánica.
Según los vecinos, la fábrica de los Friedmann permanece inactiva durante la mayor parte del año.

Investigación es una “burla”

Rodolfo Max Friedmann Cresta, propietario de la Azucarera Friedmann, negó la acusación de contrabando de azúcar. Señaló que la fiscalía allanó la fábrica sin encontrar la evidencia, pero no quiso profundizar sobre el caso. Mientras, en Villarrica los pobladores creen que el proceso va rumbo al “oparei” y que la investigación es una “burla”. Según fuentes extraoficiales, incluso cinco de los siete camiones ya habrían sido entregados a sus propietarios. Tratamos de hablar con el fiscal Alcides Espínola, pero este no contestó nuestra llamada ni mensajes de texto.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.