Confiscan embarcaciones y 19.200 litros de gasoíl en operativo en el sur

Ayer fueron incautados 19.200 litros de gasoíl y tres embarcaciones que operaban para el contrabando en la zona de Ñeembucú. Fue en el marco de un operativo conjunto entre la Armada, la Prefectura Naval y Senad, con un despliegue que nunca antes se vio en la región.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6KVHNGDPIBCPBA5CYQUXCWIORI.jpg

PILAR, Dpto. de Ñeembucú (Clide Noemí Martínez, corresponsal). La tarea conjunta de la Armada, la Prefectura General Naval y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) despliega desde hace unos días una importante fuerza de operaciones en la zona. En la jornada de ayer se logró el decomiso de tres embarcaciones, una de ellas “Paulito”, perteneciente a Silvano Molinas, de tamaño considerable y 19.200 litros de gasoíl de ordeño.

El hallazgo se produjo en el lugar conocido como Isla Galván, ubicado a 10 kilómetros aguas arriba de Itá Pirú y a 5 kilómetros del pueblo de General Díaz.

Un despliegue de fuerzas nunca visto en la lucha contra los ilícitos opera con la patrullera de la Itaipú Binacional, un helicóptero de la Armada, lanchas rápidas, deslizadoras y una fuerza de 70 hombres, para enfrentar a los malvivientes.

El extenso territorio del Ñeembucú, ocupado en gran porcentaje por ríos, arroyos y esteros, es ideal para la acción de los grupos mafiosos, que operan en lugares inaccesibles, lo que dificulta el acceso de las fuerzas que los combaten. La intervención de la Armada con buques y un helicóptero permite llegar a las “guaridas” de los malvivientes.

Millonario golpe

Según el capitán de corbeta Óscar Chamorro, comandante de las Fuerzas Especiales de la Senad, el perjuicio a las organizaciones irregulares es más de G. 1.300 millones. Señaló que con esto se busca quebrar a los delincuentes o desalentar su acción por las grandes pérdidas económicas sufridas.

En acciones anteriores la fuerza conjunta había decomisado tres embarcaciones, que son custodiadas por la Prefectura Naval de Pilar.

El lanchón “Paulito”, propiedad de Silvano Molinas, quedó a cargo de la Prefectura Naval de Itá Pirú (Paso de Patria), mientras el carburante decomisado fue entregado a la unidad Ambiental del Ministerio Público.

Peligro

Consultado sobre la preocupación de los pobladores por la calidad del gasoíl que se comercializa en la zona, el jefe del operativo, teniente de fragata Rodrigo Galeano, respondió que a simple vista se puede apreciar que el combustible de ordeño no es el más apto para automóviles. Además el carburante es altamente contaminante y muy nocivo para la salud del ser humano.

Según registros del Ministerio Público, entre noviembre y diciembre del año 2012 hasta junio de 2013 se dieron golpes certeros a los delincuentes, con la incautación de aproximadamente 200.000 litros de gasoíl. A pesar de estos reveses, los ordeñadores continúan con su trabajo y aparentemente han decidido reducir sus costos de traslado, desembarcando el carburante a escasa distancia del centro de la capital departamental, principal mercado de los comerciantes ilegales.

En la zona cada vez es más difícil encontrar combustible de calidad, ya que el control a las estaciones de servicio es prácticamente nulo. El ordeño alienta igualmente el abigeato con el aditivo del trueque de carne por carburante, una práctica “común” en la población.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.