Escasez obliga a usuarios de Guairá a recurrir a los servicios privados

Los hospitales, centros y puestos de salud dependientes de la IV Región Sanitaria Guairá funcionan con múltiples carencias. Los usuarios se ven obligados a recurrir a los servicios privados por la escasez de insumos, medicamentos y profesionales médicos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NBF4DMQTHVE33KYH7OZYJQYV3U.jpg

VILLARRICA (Carlos Ávalos, corresponsal). La queja diaria de los pobladores de los diferentes distritos de Guairá que acuden a los centros asistenciales dependientes del Ministerio de Salud Pública es la constante falta de medicamentos, en especial de antihipertensivos e insumos básicos como gasas, cintas, jeringas, entre otros. Los pacientes deben comprar de farmacias privadas para poder continuar con sus tratamientos.

A la falta de insumos y remedios, en el Hospital Regional de Villlarrica se suma la falta de reactivos en el sector de laboratorio para la realización de análisis clínicos. Los usuarios se ven obligados a recurrir al sector privado en caso de urgencias.

Una pobladora, Mercedes Bobadilla, relató que su padre de 80 años de edad, diagnosticado con neumonía, estuvo internado más de 20 días en el centro asistencial. Dijo que desde que ingresó corrió con los gastos de análisis clínicos, gotas para suero, gasas, jeringas, guantes y otros insumos básicos.

PUBLICIDAD

Faltan profesionales

Los pobladores del departamento también urgen la contratación de más profesionales médicos como neurocirujanos, neurólogos pediátricos y cardiólogos. En la actualidad se cuenta con las especialidades básicas como clínica médica, oncología, pediatría, nutrición, obstetricia, ginecología, diabetólogo, traumatólogo, entre otros, pero tampoco abastecen por la gran demanda de pacientes.

El local sanitario de Villarrica cuenta con un cardiólogo, que presta servicios a través de una fundación, y dos psiquiatras, que no dan abasto.

En los centros de salud y las Unidades de Salud Familiar (USF) distribuidas en los diferentes distritos del departamento también es evidente la falta de profesionales médicos, medicamentos e insumos. Incluso, algunos locales sanitarios funcionan en condiciones precarias como la USF de la comunidad de Potrero Báez.

Este puesto sanitario cuenta con dos pequeñas piezas en las cuales los funcionarios deben brindar servicios de test de TVC, VIH, PANI, PAI, programas de Inmunización, entre otros. La estructura del sitio tiene más de 37 años y se encuentra abandonada por el Ministerio de Salud Pública.

Por otro lado, en la localidad de Iturbe se construyó una infraestructura imponente para el funcionamiento de un hospital distrital. Pero, apenas llega a centro de salud porque no cuenta con la cantidad de profesionales médicos ni con los equipos.

Reconoce

Por su parte, la directora de la IV Región Sanitaria, doctora Helen Vera, reconoció que existen varios medicamentos en falta desde hace tiempo, pero dijo que es un problema a nivel central debido a deudas atrasadas con los diferentes laboratorios. Indicó que ya solicitó la contratación de más profesionales médicos.

71.278 millones de guaraníes es el presupuesto anual de la IV Región Sanitaria. La queja constante de los usuarios es la falta de insumos y medicamentos.

1 cardiólogo presta servicios a través de una fundación en el hospital regional de Villarrica. Prácticamente es el único especialista en el departamento.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD