Indígenas en CDE: droga y prostitución

Unos 200 indígenas del departamento de Caaguazú viven en condiciones extremas desde hace 10 años en las adyacencias de la Terminal de Ómnibus de Ciudad del Este.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VYEOV6QNMFGX7PHH4KGQ7DUCZM.jpg

Drogas y prostitución de menores son moneda corriente en este lugar en el que los nativos han creado zozobra ante la inacción de las autoridades departamentales y municipales.

Una joven nativa de alrededor de 15 años se pasea a lo largo de la vereda norte de la Terminal de Ómnibus de Ciudad del Este. Minutos después, un hombre le hace unas señas, solicitando sus servicios sexuales. La joven acepta y a unos metros, en una de las tiendas concreta la transacción amatoria. ¿La tarifa? Entre G. 5.000 a 20.000, suficientes para comprarse y comprar a los otros miembros de su familia unas dosis de crack o cola de zapatero.

Esta escena transcurre en plena luz del día y a la vista y complicidad de las autoridades esteñas que nada han hecho en más de 10 años que lleva instalada la problemática indígena en áreas urbanas. Se trata de un poco más de 200 nativos Mbya y Ava Guaraní de la comunidad Kuarahy Rese (Departamento de Caaguazú).

No solamente la prostitución de adolescentes nativas es la consecuencia de este desordenado asentamiento, sino también la drogadicción y la delincuencia. “Acá –por las inmediaciones de la estación de autobuses- ya no se puede pasar, en cualquier momento te salen, te asaltan, te sacan lo que tenés no importa si es dinero o la compra que acabás de hacer en el súper, es muy peligroso”, dijo una preocupada pobladora que prefirió mantenerse en el anonimato.

PUBLICIDAD

El cacique Víctor Benítez dijo que prefiere no opinar sobre los casos de prostitución que se dan en su comunidad. Aseguró que ellos habían solicitado tener un predio en el Este para asentarse definitivamente ya que en Caaguazú ya no hay condiciones para su supervivencia. El proyecto contemplaba cederles unas 15 hectáreas de terreno municipal, pero que hasta ahora no se dio. Al respecto la intendenta de Ciudad del Este, Sandra Mc Leod dice que en este momento no existe un predio de esa extensión en la zona céntrica ya que es intención de los indígenas “no estar muy alejados del centro”.

No asume compromiso

Pese a contar con una dirección que se encarga de los asuntos indígenas, la Gobernación del Alto Paraná nunca se ha hecho cargo de la problemática indígena, según Sandra McLeod, intendenta de Ciudad del Este. Consultada por qué la Municipalidad esteña no ha tomado cartas en el asunto, McLeod se defendió diciendo que ellos no cuentan con el presupuesto ni la oficina para estos asuntos.

Y que de los casi 200 nativos que viven en la zona del conflicto, han logrado que once de ellos se inscriban en la escuela de artes y oficios del municipio a su cargo. Intentamos comunicarnos con el gobernador José Sánchez, pero tenía el celular apagado.

PUBLICIDAD

mescurra@abc.com.py

tfretes@vanguardia.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD