Intendente y concejales se acusan mutuamente

LOMA PLATA, Chaco (Marvin Duerksen, corresponsal). El intendente Walter Stoeckl (PLRA) y la Junta Municipal están enfrentados. El jefe comunal denunció que el deliberativo comunal no acompaña sus proyectos en tiempo y forma desde el 2017 y que ello imposibilita la normal ejecución de su gestión.

Mencionó, por ejemplo, que las rendiciones de cuentas de 2017 y 2018 no fueron tratadas y que tuvieron sanción ficta. Indicó que el presupuesto 2018 fue rechazado a pesar de contar con dictamen favorable de la Asesoría Contable de la Junta; la ordenanza tributaria para 2019 también tuvo sanción automática porque no se expidieron en el plazo correspondiente, aunque fue modificada sin estudio técnico, explicó.

En una ampliación y reprogramación del presupuesto del 2019, los ediles se autoasignaron un aumento de la dieta (G. 152 millones más aguinaldo). Sin dictamen técnico hicieron el incremento sobre el ingreso para 2019 en violación del Art. 2 de la Ley 3.966, dijo.

No toman en serio

PUBLICIDAD

Expresó que no sabe si los ediles no toman en serio su tarea o son mal asesorados, dejando entrever que hubo varias decisiones por mayoría simple, lo que significa que algunos concejales tampoco están de acuerdo con el proceder de la mayoría.

La otra campana

El presidente de la Junta Municipal, Marcial Ramírez (ANR), dijo que varias veces le pidieron al intendente que informe sus proyectos, ya que la mayoría de las obras hace por contratación directa y se enteran por informes cuatrimestrales.

Sobre el aumento de las dietas indicó que el monto para jornales fue muy abultado, por lo que recortaron ese rubro “ajustando un poco la dieta de concejales”. “Desde el primer día que

él (Stoeckl) ingresó como intendente, cobra el techo, es decir lo máximo que se pueda cobrar”, cuestionó.

Los 12 ediles cobran G. 7.600.000 cada uno por mes y el intendente casi  G. 30 millones, informó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD