Inundación deja pérdidas económicas en Itá Corá

La comunidad de Itá Corá, Ñeembucú, está literalmente aislada porque su principal acceso está inundado y el puerto de Itatí (Corrientes) está cerrado. La zona es conocida por su riqueza ictícola y atractivos turísticos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SHWGRT5KBVCALAPUWL5BFWCIAY.jpg

ITÁ CORÁ, Dpto. de Ñeembucú (Clide Noemí Martínez, corresponsal). Los pobladores de esta comunidad están literalmente aislados debido a las últimas lluvias y el aumento del nivel del río Paraná. El principal camino de acceso está inundado y el puerto argentino de Itatí (Corrientes) también dejó de funcionar mientras dure la riada.

Las actividades comerciales y turísticas de la zona sufrieron una importante recesión por el fenómeno cíclico. La comunidad es conocida por su riqueza ictícola, que atrae a muchos visitantes en otras épocas del año. Existen varios hoteles y hospedajes para los turistas. Además, el servicio de lancha con guía y la posibilidad de degustar la gastronomía local que se caracteriza por los platos con pescado como principal ingrediente.

Los empresarios locales realizaron importantes inversiones para mejorar la infraestructura y comodidad de sus locales. Sin embargo, todos estos atractivos registran importantes pérdidas por el avance de las aguas.

PUBLICIDAD

Según los pobladores, la inversión pública no acompaña el esfuerzo del sector privado, reclamo que vienen realizando desde hace décadas. Los vecinos de Itá Corá esperan contar con un camino de acceso de todo tiempo.

Actualmente, los moradores utilizan embarcaciones para transitar un tramo de tres kilómetros de extensión que separa el sector urbano del denominado Puerto Mandarina. Hasta este último lugar se puede llegar por vía terrestre.

Los accesos a los locales educativos también están inundados y los alumnos se trasladan en canoas.

Varios de los damnificados todavía no recibieron asistencia y no tienen otra opción que resistir bajo carpas, expresó Luis Brizuela, quien se quedó sin su casa tras la última tormenta.

Señaló que espera ser adjudicado con una de las viviendas construidas por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) en la zona. Afirmó que la supervivencia le es difícil, como a muchas otras familias de la zona que se dedican a la pesca, pues la riada hizo desaparecer los peces. Mencionó que la crecida del río es muy frecuente como también las grandes lluvias acompañadas de fuertes vientos. Dijo que aguardan mayor asistencia, especialmente en lo que respecta a la provisión de alimentos.

El bonito pueblo de Itá Corá tiene todas las características requeridas para ser uno de los lugares turísticos del Paraguay. Sin embargo, no existe interés de las autoridades para brindar una asistencia efectiva al lugar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD