Los caaguaceños no permitirán otro negociado con la “ruta de la mentira”

Los caaguaceños perdieron la paciencia para esperar la construcción del asfaltado de la “ruta de la mentira”. Dicen que ya no creen en los gobernantes y que si la nueva licitación es amañada, tomarán decisiones drásticas, como dejar de votar en las próximas elecciones generales.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/72IMX7IEBNFSNK4HGZ7M6ZPQMA.jpg

CAAGUAZÚ (Carlos Mariano Godoy, redacción regional). La Coordinadora Multisectorial de la Ruta 13, Caaguazú-Yhú-Vaquería, se reunió en la noche del martes con pobladores, autoridades municipales y departamentales de los tres distritos para hacer un seguimiento a la nueva licitación para la pavimentación de la primera sección de la citada vía. El tramo abarca unos 32 kilómetros, desde Caaguazú, hasta el arroyo Yukyry, de Vaquería.

El encuentro se realizó en el polideportivo municipal local. Se escucharon reclamos muy fuertes contra los gobernantes de turno y contra los gobiernos anteriores, que prometieron el asfaltado del tramo, pero nunca lo construyeron.

Los diputados Carlos Soler (PQ), Daniel Fleitas (PDC) y Sebastián Acha (PQ), autoridades municipales de Caaguazú, Yhú y Vaquería, así como concejales departamentales y representantes de diferentes sectores sociales de la región, asistieron a la reunión.

El coordinador de la nucleación, Gregorio Candia, explicó que la licitación está abierta hasta las 09:00 del 8 de junio para la presentación de las ofertas. Media hora después, se abrirán los sobres para conocer a la empresa adjudicada.

Candia indicó que solicitarán a diputados y senadores el acompañamiento de la apertura de sobres para evitar que nuevamente una empresa en quiebra sea la ganadora, como ocurrió con el Consorcio Cofatel. La firma está integrada por Coinco, representado por el Arq. Manuel Sarquis; Tape Guaraní, de Luis Sarquis, y Constructora Feldmann, de Sigfredo Feldmann.

Pidió a sus compueblanos seguir de cerca este operativo, porque en caso contrario sucederá lo mismo que con Cotafel, que cobró 16 millones dólares y no hizo absolutamente nada. Luego se declaró en quiebra y desapareció con el dinero, dijo.

La mayoría de los oradores señalaron que solicitarán a las autoridades correspondientes la investigación del caso Cofatel para que los responsables, si realmente cobraron el dinero, sean procesados judicialmente.

Los pobladores aseguran haber perdido la paciencia. Prometieron seguir de cerca el proceso de licitación y en caso de dudas o manipulaciones, advirtieron que harán una gran campaña para no votar en las elecciones del 2013.

También acordaron permanecer en “vigilia” y ante cualquier duda que surja con respecto al proyecto de asfaltado, se autoconvocarán, ya sea para cerrar rutas o llegar hasta el Parlamento.

Pérdidas irreparables

El tramo Caaguazú-Yhú-Vaquería, de 64 kilómetros, es una zona de megaproducción agrícola y la falta de una ruta asfaltada ocasionó millonarias pérdidas a los pobladores de la zona desde tiempos inmemoriales. Incluso, se produjeron muertes de niños y jóvenes enfermos, así como embarazadas que no pudieron llegar a tiempo a los centros asistenciales por el pésimo estado de la ruta.

Hace unos meses, María Benita Escobar, quien era pobladora de Vaquería, falleció en un nosocomio de Caaguazú. No pudo llegar a tiempo para dar a luz a raíz del calamitoso estado de la “ruta de la mentira” y sucedió lo peor.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD