Lúcida y fuerte a sus ¡103 años!

ITAUGUÁ (Patricia Meza, corresponsal). Doña Enriqueta Orué viuda de Galeano festejó 103 años de edad en esta ciudad. Su mejor regalo fue la llegada de sus hijos Eligio, Ángel, Juan (también cumplió 65 años el 5 de diciembre), Teófila y Lucía desde Argentina y Francia para agasajarla en su día.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7JTDMT3TRVCGVNE3ZLQJ7YIMZU.jpg

Lúcida y sana, contó que le gusta comer de todo, y beber cerveza con moderación. Entre sus pasatiempos favoritos se encuentra ver fútbol por televisión (especialmente cuando juega su club Cerro Porteño) y cuidar de su jardín.

Doña Enriqueta, que es muy alegre y conversadora, nos recibió en su casa ubicada en el barrio Virgen de Guadalupe, donde vive desde hace nueve años luego de retornar a nuestro país tras vivir 36 años en González Catán, Argentina.

La cumpleañera nació el 5 de diciembre del año 1915 en Itacurubí de la Cordillera, Departamento de Cordillera. “La felicidad de tenerlos a mis hijos cerca y sin quebrantarme tal vez fue el secreto para llegar a cumplir 103 años de vida”, expresó doña Enriqueta.

PUBLICIDAD

Dijo que se casó con su único novio, Froilán Galeano, oriundo de San José de los Arroyos (Dpto. de Caaguazú), que falleció en el año 1978 en Argentina, donde compartieron la mayor parte de su matrimonio. Tuvieron 11 hijos, de los cuales fallecieron cuatro.

A su regreso de la Argentina se instaló en el barrio Virgen de Guadalupe, al lado de la casa de su hijo Dagoberto.

Sus hijas Teófila y Lucía comentaron que todos los días le ven a su madre gracias a la tecnología. Emocionadas relataron que se levantan temprano y controlan sus movimientos mediante cámaras de seguridad instaladas en toda la casa. “Veo cómo se lava la cara y reza”, cuenta Teófila. Lucía comenta que viene al Paraguay desde Córdoba cada dos meses para verla a su madre.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD