Rodolfo Friedmann confirma que azucarera contrabandea producto

Rodolfo Friedmann, precandidato a gobernador de Guairá y exdirectivo de la Azucarera Friedmann, confirmó que la firma perteneciente a su familia es responsable del contrabando de azúcar brasileña y que “todos en Villarrica saben”. Aseguró que se retiró de la empresa por temor a ser perjudicado durante la campaña proselitista.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BXAHEVP3NNFAPKCI7UESX6QRII.jpg

VILLARRICA (Antonio Caballero, corresponsal). El político colorado Rodolfo Friedmann denunció que su familia, propietaria de la Azucarera Friedmann, es la responsable del contrabando del producto brasileño en nuestro país. El exdirectivo no descartó que la firma sea la propietaria del cargamento de 189 toneladas de azúcar incautado el 5 de este mes, en esta ciudad y el distrito de San Salvador. El producto era transportado en siete camiones Scania.

“Hace varios meses yo intenté denunciar el ilícito a través de la prensa, porque mi temor principal fue que durante la campaña política saltara este tema, y porque tengo el apellido Friedmann me podría salpicar”, explicó el político.

Indicó que él ya tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo. “Todos en Villarrica saben”, agregó.

“Todos los días entran y salen camiones enormes de la azucarera y no hay zafra, esto ya era insostenible”, sostuvo.

En otro momento, dijo que realmente era una vergüenza cómo se estaba manejando el contrabando. “Yo quería que se publique el tema para que termine”, apuntó.

Al ser consultado sobre la vinculación de su padre, Rodolfo Max Friedmann Cresta, en el contrabando, dijo: “Yo no digo que él esté metido, pero todas las personas que están dentro de la empresa (Azucarera Friedmann) están en conocimiento de la situación. Si entran y salen tres, cuatro, cinco o seis camiones enormes por día de allí, cómo no van saber; todos los pobladores de Villarrica saben”, insistió.

Friedmann dijo que su temor es que el tema del contrabando en algún momento perjudique su campaña política, ya que la gente no sabe sobre su desvinculación de la azucarera. “De hecho, ahora mismo este tema me está perjudicando por mi apellido. No puede ser que no haya zafra y el azúcar salga todos los días”, volvió a insistir.

Friedmann afirmó que él era directivo de la firma, pero que ahora tiene dos demandas civiles y una penal contra la azucarera. “Todos los que quieran pueden comprobar eso”, dijo.

Se lava las manos

El gobernador de Guairá, Gustavo “Pipo” Alfonso (ANR), manifestó que si hay contrabando de azúcar u otros productos, es responsabilidad de la Aduana. “No sé si es por corrupción o por inutilidad, presumo que es por corrupción, pero la responsabilidad es de la Aduana, por ende del gobierno central”, expresó.

Dijo que su preocupación como autoridad siempre fue el contrabando de azúcar porque perjudica al sector productivo, no solo del Guairá. Refirió que mantuvo reunión con funcionarios del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para trabajar en la erradicación del mal, pero la Gobernación poco puede hacer legalmente contra el ilícito.

Alfonso se quejó, además, de que la fiscalía tarda demasiado para dilucidar el tema “que es de público conocimiento”.

Se llamaron a silencio

Ayer intentamos comunicarnos con Armando Montenegro y Rodolfo Max Friedmann Cresta, directivos de la Azucarera Friedmann, pero no respondieron ni devolvieron nuestras llamadas. El miércoles, Montenegro dijo que el fiscal interino del caso, Gustavo Cáceres, que investiga el contrabando de azúcar, no encontró evidencia contra la firma. Reconoció que están soportando el peso de los rumores en el Guairá. Agregó que la azucarera este año todavía no trabajó, pero tiene la intención de comenzar la zafra más adelante, después de solucionar algunos puntos con el Ministerio de Justicia y Trabajo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.