Urgen ampliar presupuesto para paliar actual “desastre”

La Junta Municipal de Pilar declaró en situación de emergencia al distrito y urge ampliar el presupuesto para atender las necesidades. La capital departamental y otros 15 distritos del Ñeembucú sufren los efectos de la riada y de las torrenciales lluvias.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7IK2R7DXBVBNFBNEUCFC5WCJQQ.jpg

PILAR, Departamento de Ñeembucú (Miguel Ángel Rodríguez, corresponsal). Por resolución 982/2019 del 16 de mayo, la Junta Municipal declaró situación de desastre en el distrito a raíz de los daños causados por las lluvias e inundaciones en los diferentes barrios. Instan a las autoridades comunales, departamentales y nacionales a peticionar y disponer de los recursos necesarios para atender de forma inmediata las necesidades de la población.

Añade que la población fue perjudicada en su medio de vida por las precipitaciones y la crecida del arroyo Ñeembucú y del río Paraguay en las áreas urbana y rural. “Los daños sufridos y perjuicios causados en las viviendas con sus muebles y enseres, de las calles y caminos, los cuales ponen en peligro la seguridad de la condición de vida y de la salud de toda la población pilarense”, reza parte de la resolución de la corporación legislativa.

Por otro lado, el concejal departamental Emmanuel Cuevas (ANR) expresó que Ñeembucú necesita con urgencia que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgue los dos proyectos de ley aprobados en el Congreso Nacional. Estos son para declarar en emergencia al Ñeembucú y para la ampliación del presupuesto en G. 7.500 millones para atender a los damnificados.

PUBLICIDAD

La promulgación permitirá disponer de los recursos para hacer frente a la crisis que se vive en el departamento por la situación de desastre.

Unos G. 1.900 millones serán utilizados para asistencia alimentaria a las familias y G. 3.500 millones para compra de máquinas viales para reparación y mantenimiento de caminos en todo el departamento, dijo el edil departamental. La red vial quedó destruida en un 95%, explicó.

Asimismo, G. 1.200 millones serían destinados a la compra de combustible y para la contratación de operarios de las máquinas a utilizarse, indicó.

PUBLICIDAD

Cuevas sostuvo que en el departamento se tienen dos tipos de inconvenientes; por un lado los distritos afectados por las lluvias y por el otro los afectadas por la crecida de los ríos Paraná y Paraguay.

En Ñeembucú hace unos meses ya se inició la asistencia a la zona norte del departamento, donde principalmente Alberdi fue muy azotada por las lluvias y también por la crecida de los ríos. Igualmente, se está asistiendo a compañías de Villa Franca y de Villa Oliva.

Otros distritos perjudicados gravemente en esta ocasión son San Juan Bautista de Ñeembucú, Tacuaras, Guazucuá, Isla Ombú, Villalbín, Cerrito y Laureles.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD