Hambre se acentuará en Venezuela, alerta la FAO

La seguridad alimentaria en Venezuela empeorará este año, advierte la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Según el último informe, al menos 9,3 millones podrían no acceder a los alimentos básicos y otros 2,3 millones podrían sufrir hambre severo.

Pese a ser un país petrolero y con altas reservas comprobadas, en Venezuela hay escasez de combustibles. (EFE)
Pese a ser un país petrolero y con altas reservas comprobadas, en Venezuela hay escasez de combustibles. (EFE)gentileza

La misma ONU ya había advertido que la crisis de migrantes venezolanos en América Latina se agravaría aún más este 2020.

El organismo mundial estimó que la cifra de venezolanos dejando su país se elevaría a 6,5 millones de personas, huyendo de la represión y el hambre del país gobernado por Nicolás Maduro.

En el reciente informe, se alerta que en medio de la pandemia unos 68.000 migrantes venezolanos regresaron al país a partir del 28 de mayo de 2020 en medio de la incertidumbre generada también en los países de acogida donde se redujeron las posibilidades de hallar trabajo.

“Es probable que esto eleve la demanda interna de alimentos y ejerza presión sobre los recursos ya limitados del país, aumentando el número de personas que necesitan asistencia alimentaria”, señala la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

PUBLICIDAD

El país enfrenta en la actualidad la más dañina crisis de su historia, con agravamiento de tensión política desde enero de 2019, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años no reconocido por la oposición y gran parte de la comunidad internacional, debido a que el gobernante obtuvo la reelección en unos comicios en los que se prohibió participar a la disidencia.

La caída en la producción de petróleo, la principal fuente de financiación del Gobierno, redujo su capacidad de maniobra.

El chavismo gastó más en importar alimentos y medicinas que en fomentar la producción local, por lo que al disponer de menos dinero en sus arcas las compras de estos ítems fueron reduciéndose, lo que causó un desabastecimiento general.

Los venezolanos pasaron de vivir con intermitencia en las góndolas a dar por desaparecidos medicinas y algunos alimentos. Estos últimos desaparecieron al ser expropiadas por el régimen chavista las empresas privadas que las producían. Actualmente, la mayoría de ellas se encuentran inoperativas.

PUBLICIDAD

Producción en caída libre

La producción petrolera de Venezuela se desplomó obligando al país a importar combustibles. Ante la escasez que vivió el país en los últimos meses, el gobierno de Nicolás Maduro recurrió a su aliada, la República fundamentalista de Irán, para abastecer a una parte del mercado. El gobierno chavista abrió la compuerta a “importadores privados” para la venta de gasolina.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD