Arabia y Emiratos piden garantizar el tránsito de petróleo en el Golfo

Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos llamaron ayer a proteger el suministro petrolífero en el Golfo, después de los ataques contra buques petroleros ocurridos el jueves, uno de los cuales se dirigía hacia un puerto emiratí.

DUBÁI (AFP). La tensión en la región subió otro peldaño el jueves luego de los ataques contra estos buques cisterna en el Golfo de Omán, atribuidos por Estados Unidos al régimen fundamentalista de Irán, que negó su participación.

Los ataques tuvieron lugar cerca del estrecho de Ormuz, por el que transita un tercio del petróleo transportado por vía marítima en el mundo. Los precios del crudo se dispararon desde entonces.

“La región es compleja y tiene muchos recursos, ya sea gas o petróleo, que son necesarios para el mundo. Queremos que el flujo de esos recursos siga siendo seguro para garantizar la estabilidad de la economía mundial”, declaró, el ministro emiratí, citado por la agencia oficial de su país WAM.

PUBLICIDAD

El gobierno de los Estados Unidos presentó un video en el que se ve a tripulantes de lo que parece ser una embarcación de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen iraní, retirando “una bomba lapa sin explotar” del casco de uno de los buques atacados.

Emiratos Árabes Unidos, con costas al golfo de Omán, exhortó a las potencias mundiales a “cooperar para garantizar la navegación internacional y el acceso a la energía”, en declaraciones de su ministro de Relaciones Exteriores, jeque Abdulá bin Zayed Al Nahyan, durante una cumbre en Bulgaria.

Arabia Saudita, aliado de Emiratos pidió por su lado una respuesta “rápida y decisiva” a las amenazas contra el suministro energético.

“Debe haber una respuesta rápida y decisiva a la amenaza contra el suministro energético creada por los recientes ataques terroristas en el Golfo” dijo el ministro saudita de Energía, Khalid Al Falih, según la cuenta Twitter del ministerio.

Carga altamente inflamable 

Blanco de uno de los ataques, el “Kokuka Courageous”, un buque metanero japonés, se dirigía hacia los Emiratos, indicó ayer su propietario.

El “Kokuka Courageous” sufrió disparos el jueves en el Golfo de Omán. Los 21 miembros de la tripulación fueron socorridos. Dijeron haber visto un “objeto volador” dirigirse al barco, donde luego se produjo la explosión.

Según el operador, la carga del metanero está intacta. Cuando llegue a puerto, expertos intentarán transferir al muelle la carga altamente inflamable del buque, agregó un responsable citado por los medios estatales japoneses.

Cargas de productos petrolíferos amenazadas

El petrolero japonés objeto del ataque en la región del Golfo, se dirige hacia un puerto de Emiratos Árabes Unidos, indicaron ayer sus propietarios.

El jueves, el “Kokuka Courageous”, un metanero japonés, sufrió disparos en el Golfo de Omán cerca del estratégico estrecho de Ormuz, al igual que otro buque cisterna, el “Front Altair”, propriedad de un constructor naval chipriota de origen noruego.

Tres explosiones también sacudieron el buque cisterna “Front Altair”, que transportaba nafta.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD