Casos de abuso en la Iglesia: es “tiempo de hacer justicia”

El hombre de confianza del Papa para investigar los abusos a menores por parte del clero y también miembro del comité organizador de la histórica reunión para la protección de menores, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, considera que llegó el tiempo de dar justicia a las víctimas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RCBOS5G6SBGNDJHDLDLUZB4IYI.jpg

CIUDAD DEL VATICANO (EFE). El arzobispo Charles Scicluna participa de los preparativos de la reunión sin precedentes convocada por Francisco esta semana, y aunque reconoce que en tres días “no se va a resolver el problema”, defiende la importancia de la convocatoria de este encuentro. 

Remarcó “el deber de colaborar con las autoridades civiles”. 

Hace pocos meses, Scicluna regresó al despacho de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el ex Santo Oficio, como secretario adjunto por decisión del papa Francisco, y desde allí podrá seguir las causas que llegan sobre abusos.

PUBLICIDAD

Todo un gesto de Francisco, que ha querido dentro del Vaticano al implacable investigador de los abusos y encubrimientos del clero en Chile y de los crímenes cometidos por el fundador de los Legionarios de Cristo, el sacerdote mexicano ya fallecido Marcial Maciel.

“Llegó el tiempo de que pasemos de las normas, que ya existen, como la que prevé la denuncia de los obispos que muestren un comportamiento negligente, a hacer justicia”, señala el arzobispo. 

El religioso maltés explica que del 21 al 24 de febrero se insistirá en que “la transparencia es necesaria porque el pueblo de Dios tiene que saber cuáles son los protocolos, cuál es la ley, qué hay que hacer para proteger, a quién se tiene que acudir para denunciar y cuáles son los derechos de las víctimas”.

“Servirá a que se reconozca que los pastores tenemos una responsabilidad muy grande, tenemos que ser responsabilizados y no solo tomar conciencia de la gravedad de estos casos (de abusos), sino también del deber muy importante que tenemos para dar justicia a las víctimas ”, asegura. 

Para el obispo católico, esta inédita reunión, en la que participarán unas 190 personas, entre ellos 114 presidentes de Conferencias Episcopales de todo el mundo, servirá para retomar el camino en la lucha contra los abusos “con más ímpetu, más conciencia y con más determinación”. 

Scicluna revela que la mayor parte de las denuncias que llegan a la Congregación para la Doctrina la Fe son en lengua española.

Esto se explica porque “la mayor parte de los católicos en el mundo habla español”, pero también “es una señal de que en el mundo eclesial latinoamericano y español hay un despertar de conciencia de tener que responder de manera justa a las denuncias”. 

Aunque Francisco pidió que se rebaje la expectativa de la reunión, Scicluna se daría por satisfecho si los obispos “salen con la misma determinación para acabar con los abusos”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD