Con coima lograron votos para Río

RÍO DE JANEIRO (EFE). Los supuestos sobornos pagados al senegalés Lamine Diack, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), compraron cuatro votos para adjudicar a Río de Janeiro la sede olímpica de 2016, informó ayer el diario Folha de São Paulo.

De acuerdo con la publicación, el economista Carlos Emanuel Miranda, exasesor del entonces gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, y señalado como su “gerente de sobornos”, lo reveló en el marco de un acuerdo de cooperación judicial homologado a principios de este año por la Corte Suprema de Brasil.

Cabral, preso por corrupción, es uno de los seis acusados de participar en una operación en la cual se pagaron dos millones de dólares para supuestamente garantizar al menos uno de los votos que permitió a Río de Janeiro ser elegida en 2009 como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

La Fiscalía brasileña, por su parte, ya tenía indicios de que ese dinero habría sido distribuido por Diack entre otros electores.

PUBLICIDAD

Según Folha, Miranda, también detenido, afirmó que la información le fue dada por Cabral en la prisión el año pasado. De acuerdo a documentos obtenidos por el diario, Miranda dijo que el empresario César de Meneses Soares Filho habría sobornado a dirigentes africanos ligados al atletismo para la compra de cuatro votos.

Soares Filho, amigo de Cabral y responsable de dirigir la organización de los Juegos Olímpicos de Río 2016, fue preso en octubre de 2017 pero obtuvo su libertad a través de un hábeas corpus.

Folha dice que las declaraciones de Miranda pueden incriminar más a Carlos Arthur Nuzman, expresidente del Comité Olímpico Brasileño (COB) y en prisión domiciliaria, acusado de participar en la compra de votos para la adjudicación de la cita deportiva a Río.

No obstante, su abogado afirmó que la declaración de Miranda es una “conversación de cárcel”, sin valor legal contra el exdirigente del COB.

Según las investigaciones, el soborno fue pagado, a través de una cuenta de Soares en el exterior, a una empresa de Papa Massata Diack, exdirigente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) e hijo de Lamine Diack.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD