Crisis interna pone a prueba a J. Bolsonaro

BRASILIA (AFP). El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, afirmó que el presidente Jair Bolsonaro está utilizando a su familia en lugar de “liderar una solución” para la crisis generada por denuncias contra uno de sus ministros.

El ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gustavo Bebianno, se vio involucrado esta semana en un supuesto esquema de creación de candidatos “fantasma” del conservador Partido Social Liberal (PSL, partido de Bolsonaro) para recibir fondos electorales en los comicios de octubre. 

Bebianno, que como presidente del PSL fue uno de los principales líderes de la campaña de Bolsonaro, inicialmente intentó minimizar la crisis y afirmó que había conversado varias veces con el presidente, que hasta el miércoles estuvo internado en un hospital de São Paulo recuperándose de una cirugía abdominal. 

Pero Carlos Bolsonaro, uno de los tres hijos del presidente dedicado a la política (es concejal de Río de Janeiro), negó la existencia de esos contactos y su propio padre le dio poco después la razón afirmando que Bebianno “miente”.

PUBLICIDAD

Reveló además que había ordenado abrir una investigación policial sobre su ministro, que ocupa uno de los cargos de mayor confianza del mandatario. 

“Cualquier presidente de partido podría pasar por eso. Transformarlo en una crisis dentro del Palacio de Planalto, me parece un riesgo muy grande para un gobierno que precisa mostrar liderazgo porque tendrá desafíos importantes, empezando por la reforma de las jubilaciones”, dijo Maia. 

“El gobierno está maximizando un problema y esto lo complica (...) porque da la impresión que el presidente está usando a su hijo para pedirle a Bebianno que renuncie. ¿Él es el presidente de la República, o no? No es más un diputado, ni presidente de una asociación de militares. Entonces si tiene algún problema, tiene que comandar la solución, no puede, desde mi punto de vista, mezclar a la familia, porque termina generando inseguridad”, fustigó Maia. 

Otro hijo de Bolsonaro –el senador Flávio Bolsonaro– se vio complicado en presunta evasión fiscal.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD