Dictadura chavista bajo presión, llegó el día “D” para la ayuda humanitaria

La oposición y países democráticos mantienen bajo presión a la dictadura de Nicolás Maduro, en vísperas de la entrada de la ayuda humanitaria anunciada por el jefe del Parlamento Juan Guaidó. El país está en colapso.

CÚCUTA, Colombia (AFP, EFE). Los venezolanos contenían la respiración en la víspera del día previsto por el líder opositor y presidente del Parlamento, Juan Guaidó, para la entrada de ayuda humanitaria extranjera a Venezuela. 

Ante la negativa del chavismo, la forma en que Guaidó prevé ingresar la asistencia es una incógnita. 

Diputados opositores de Maduro han advertido que lo harán por los cuatro puentes que unen al departamento colombiano del Norte de Santander con Venezuela en camiones conducidos por venezolanos. 

PUBLICIDAD

El líder opositor no descarta que utilicen una de las 30 trochas ilegales que, según la policía colombiana, hay en la frontera de Cúcuta con Venezuela. 

A lo largo de los 2.200 kilómetros de la zona limítrofe, se multiplican estos cruces, muchos de ellos controlados por guerrillas, narcotraficantes o bandas de contrabandistas. 

Aún con las mayores reservas de petróleo del mundo, el país está sumido en la peor crisis de su historia. Maduro insiste en negar la emergencia que ha desatado la hiperinflación y la escasez crónica de alimentos y medicamentos. 

El régimen chavista –desde Hugo Chávez a Nicolás Maduro– disfrutó la mayor bonanza petrolera en la historia venezolana, pero dilapidó la riqueza obtenida en clientelismo político interno e internacional y en una escandalosa corrupción. 

Éxodo 

Unos 2,7 millones de venezolanos abandonaron su país desde el inicio de la crisis política y económica y el flujo de salidas no disminuye, anunció ayer la ONU. 

Con base en esta cifra, la ONU declaró en diciembre que esperaba que el número de personas que hayan abandonado el país a finales de 2019 alcance los 5,3 millones, de los cuales 4,6 millones desde 2015. 

Colombia alberga 1,1 millón de refugiados y emigrantes venezolanos, seguido de Perú, con 506.000, Chile con 288.000, Ecuador con 221.000, Argentina con 130.000 y Brasil con 96.000. 

El éxodo de los venezolanos que huyen de la desastrosa situación económica de su país es considerado por la ONU como el desplazamiento de personas más masivo de la historia reciente de América Latina.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD