Enfrentamientos en marcha en la ciudad de Fortaleza

FORTALEZA, Brasil (AFP). Policía y manifestantes se enfrentaron ayer en Fortaleza, mientras la presidenta Dilma Rousseff consiguió el apoyo de líderes oficialistas para su proyecto de plebiscito.

Unos 5.000 manifestantes, según la Policía, marchaban pacíficamente hacia el estadio Castelão de Fortaleza cuando algunos comenzaron a lanzar piedras contra la Policía –varios utilizaban incluso hondas– e intentaron derribar las barreras metálicas que les bloqueaban el paso. La Policía los dispersó con gases lacrimógenos.

Varios manifestantes también prendieron fuego a neumáticos en las calles. La Policía detuvo a 72 personas, según la Secretaría de Seguridad del Estado de Ceará. Al menos un manifestante y tres policías resultaron heridos, según el sitio web G1 de Globo.

Las protestas se iniciaron hace más de dos semanas contra el aumento del precio del transporte, pero rápidamente sumaron otras reivindicaciones, como penas más duras contra políticos corruptos y denuncias contra el millonario gasto público para el Mundial 2014, en vez de salud, educación y transporte.

Congreso presionado

El Congreso se precipitó a aprobar a ritmo frenético una serie de proyectos de ley reclamados por los manifestantes y que estaban en el limbo desde hacía años.

Se aprobó la clasificación de la corrupción como “crimen atroz” en el Código Penal, que agravará las penas, y fue rechazada una propuesta de enmienda constitucional que pretendía limitar el poder de investigación de la Fiscalía, y que en la opinión de manifestantes aumentaba la impunidad.

Asimismo, la Cámara de Diputados aprobó destinar 75% de las regalías del petróleo a la educación y 25% a la salud, y aprobó en comisión el fin del voto secreto para tratar el fin de mandatos parlamentarios en caso de falta ética o condenas penales de los legisladores.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.