Escalada de censura y represión en Nicaragua

WASHINGTON (AFP). La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció una “escalada” de ataques a la prensa en Nicaragua, así como la persistencia de abusos contra opositores al régimen socialista de Daniel Ortega, nueve meses después del inicio de una oleada de protestas que sacudió al país y dejó decenas de fallecidos.

La CIDH, ente autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), dijo que los casos documentados muestran que se mantiene “un patrón de detenciones arbitrarias e ilegales” a disidentes y urgió a restablecer “las condiciones propias de un Estado de Derecho”. 

“Es muy preocupante que junto al cierre paulatino de los espacios democráticos en el país, también persistan las amenazas a la integridad y a la libertad de las personas”, dijo el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, reiterando el llamado al régimen de Ortega para que permita el escrutinio internacional en materia de derechos humanos. 

Ortega, un exguerrillero de 73 años que gobierna Nicaragua desde 2007, fue sacudido en abril pasado por masivas manifestaciones opositoras, cuya represión dejó 325 muertos, más de 700 detenidos y 80.000 exiliados, según grupos de derechos humanos y de oposición.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD