Frenazo a las reformas en Cuba

LA HABANA (AFP). Cuba conmemora con discreción hoy el primer aniversario de la muerte del dictador y mayor genocida de América Latina, Fidel Castro, enfocada en un proceso electoral que implicará un cambio presidencial, en una coyuntura de retroceso económico, hostilidad de Estados Unidos, y estancamiento en sus reformas. 

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BQ4ETKCQTFE47ETZSJTQ7GSXUY.jpg

En el año trascurrido, los cubanos vieron enfriarse sus expectativas sobre las reformas del presidente Raúl Castro, hermano de Fidel. 

Raúl tiene pendientes una imprescindible reforma constitucional y otra electoral. También nuevas leyes de empresa y prensa.

Relevo

PUBLICIDAD

En febrero se concretaría el primer relevo generacional en 60 años: un nuevo presidente sin apellido Castro y que tampoco será una figura histórica de la revolución. 

Todos los pronósticos coinciden que el actual primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, un ingeniero de 57 años, ocupará la presidencia de Cuba, tras una lenta carrera política.

Sin embargo, nada indica que Raúl deje la jefatura del Partido, principal cargo político del país, al menos hasta el Congreso en 2021.

El frenazo se siente también en la económico: la meta oficial de crecimiento anual cifrada en 2% en diciembre, fue ajustada a 1% en julio. Eso sin contar los daños que dejó el huracán Irma que afectó en septiembre a casi toda la isla. Además, el presidente Donald Trump endureció el embargo contra Cuba, limitó más las visitas de estadounidenses y regresó al lenguaje de la Guerra Fría.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD