Huelga “a muerte”

LA PAZ (EFE). Un detractor del presidente de Bolivia, Evo Morales, continúa en La Paz con una huelga de hambre por 16° día y está dispuesto a “morir” en defensa de los resultados del referéndum de 2016 que negó la opción de reelección al mandatario del país.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CUAT2YFMORAZNCQESWYNX7CQDQ.jpg

El boliviano Henry Rojas mantiene la huelga de hambre en una iglesia de La Paz, luego de que sus otros cuatro compañeros fueron dejando la medida.

“Prefiero morir en esta huelga de hambre antes de permitir que Evo Morales y Álvaro García Linera (vicepresidente) se enquisten en el poder como un cáncer por otros cinco años”, aseguró Rojas.

El boliviano señaló que “vale la pena cualquier sacrificio” por el bien de la democracia, la patria y el futuro del país.

PUBLICIDAD

“Nos mantenemos firmes en la trinchera del ayuno y la protesta porque sin transparencia electoral, no hay legitimidad y sin legitimidad, no puede haber democracia”, agregó.

Rojas pasó estos días en una pequeña habitación donde está colgada una bandera boliviana y un cartel que dice “Viva Bolivia, morir antes que esclavos vivir”, una frase del himno del país, además de un colchón en el piso donde descansa.

Un referéndum en 2016 negó a Morales una reforma de la Constitución para eliminar el límite de dos mandatos seguidos, pero el Tribunal Constitucional (integrado por partidarios del gobierno) avaló la reelección indefinida, alegando que era un “derecho humano” del Presidente.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD