Londres plantea sistema aduanero para evitar “abismo” tras el “brexit”

El Reino Unido plantea un nuevo sistema aduanero con la Unión Europea (UE) que contempla una unión “temporal” de uno o dos años y que evitaría un “abismo” para empresas e individuos tras el “brexit”.

LONDRES (EFE). El ministro para la salida del país de la UE, David Davis, defendió que las propuestas del Ejecutivo “beneficiarán” tanto a la UE como al Reino Unido y evitarán una brecha comercial entre ambas partes tras consumarse el “divorcio” entre Londres y Bruselas.

Este documento es el primero de una serie que divulgará el Ejecutivo de Theresa May para tratar asuntos críticos de las negociaciones con el bloque comunitario, cuya tercera fase se iniciará el próximo día 28.

Londres publica hoy un informe con posibles soluciones para la frontera entre la República de Irlanda y la región de Irlanda del Norte.

PUBLICIDAD

El Reino Unido podría plantear a la UE que establezca “una unión aduanera temporal” de duración limitada, “entre uno y dos años”, con el objetivo de facilitar el comercio con el resto de los 27 una vez se efectúe la marcha de la UE, y que evitaría problemas fronterizos.

Davis sostiene que un periodo transitorio “implicaría que los negocios tan solo tendrían que adaptarse una vez al nuevo régimen y propiciaría una transición suave y ordenada”.

Durante ese plazo, Londres quiere poder negociar sus propios acuerdos comerciales internacionales, algo que no puede hacer ahora como integrante de la unión aduanera.

Una vez expirado el periodo estipulado, el Reino Unido sugiere dos posibles modelos para el intercambio de bienes en la futura relación comercial entre ambas partes, según se detalla en el informe.

Uno de ellos sería llegar a un acuerdo aduanero “muy simplificado” entre ambas partes, con requisitos que generasen “las mínimas fricciones posibles”, destinado a “continuar algunos de los acuerdos existentes con la UE, y reducir y eliminar barreras comerciales a través de otros nuevos”.

El segundo es una nueva “asociación aduanera”, distinta a la actual unión, que “terminaría con la necesidad de una frontera comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea”.

Un portavoz de la Comisión Europea señaló, por su parte, que se estudiará “detenidamente” la postura británica.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD