Ortega no quiere “testigos” de crímenes

MANAGUA (EFE). El régimen de Daniel Ortega busca evitar tener “testigos directos” de los “crímenes” cometidos por el Ejecutivo al expulsar a la misión de dos entes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el marco de la crisis que vive el país y que ha dejado centenares de muertos, denunció el grupo opositor Frente Amplio Democrático (FAD).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HDIUAR5BSRAPBMKVXFKDKFZTWU.jpg

“Esta expulsión confirma el rumbo de represión y violaciones a los derechos humanos en que se han embarcado los dictadores y el deseo de no tener testigos directos de sus crímenes”, señalaron representantes de la agrupación opositora.

Dos misiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fueron expulsadas el miércoles acusadas de injerencistas, cuando aún no cesaba una ola de condenas internacionales por el cierre de organizaciones civiles, de derechos humanos y ataques a la prensa independiente.

El régimen comunicó al Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) la suspensión temporal de su misión y dio por expirado el plazo al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que investigaba las violaciones a los derechos humanos entre el 18 de abril y el 30 de mayo. Su informe debía presentarlo ayer en Managua.

PUBLICIDAD

Nicaragua está inmersa en una crisis desde el estallido en abril de unas protestas que buscan la renuncia del gobernante socialista.

La situación ha dejado 325 muertos desde abril, según la CIDH.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD