Política exterior de Dilma divide al Brasil

BRASILIA (ANSA). Marco Aurelio García, asesor de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, comentó a funcionarios que su posición en defensa del Gobierno venezolano no debe ser malentendida y buscó limar asperezas con sectores que critican la actuación del Gobierno en la crisis política venezolana, publicó ayer el diario O Globo, de Brasil.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/J5M7CHWNZZD4HKDQ6OC6EQHLBU.jpg

El diario de Río de Janeiro escribió ayer que la posición de García inconformó a miembros del Gobierno, versión coincidente con la publicada hace una semana por Folha de São Paulo, donde se hizo mención a divergencias de opiniones con miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El canciller Antonio Patriota ha asumido un papel protagónico en la agenda con Venezuela, si bien fue recibido por Chávez en diciembre, antes de la cumbre del Mercosur.

Grupos políticos, la prensa y sectores de la sociedad brasileña también manifestaron sus críticas por la actuación del gobierno de Rousseff en la crisis política venezolana, y el doble rasero aplicado en relación al Paraguay, donde un juicio político constitucional removió en junio pasado al presidente del país en ese momento.

PUBLICIDAD

Asesor bolivariano

Al regresar de Cuba donde se reunió con el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, Marco Aurelio García declaró a la prensa, durante una entrevista en el Palacio del Planalto, que respalda el aplazamiento de la toma de posesión del presidente Hugo Chávez, hospitalizado en La Habana donde fue operado de cáncer, y opinó que esta medida respeta la Constitución de aquel país.

O Globo afirmó que García mantiene una posición muy cercana con el gobierno bolivariano y afirmó que el consejero de Rousseff “asesoró informalmente (a Nicolás Maduro) durante la campaña presidencial en aquel país el año pasado”, que concluyó con la victoria de Chávez en los comicios del 7 de octubre.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD