Quito declara “guerra” a los plásticos

QUITO (AFP). Quito le declaró la guerra al plástico con su campaña “Sin sorbete por favor”, con la que la capital de Ecuador pretende reducir, al igual que el archipiélago de islas Galápagos, el uso de ese material.

La propuesta de la capital ecuatoriana se suma al trabajo que se realiza en las Galápagos, que en mayo pasado restringió el ingreso y consumo de pajillas, bolsas plásticas y botellas no retornables dentro de las islas, y que han sido declaradas reserva mundial de la biosfera y Patrimonio Natural de la Humanidad por su flora y fauna únicas en el mundo. 

Al menos 22 negocios ya han dejado de entregar a sus clientes pajitas y empaques plásticos, y los reemplazaron por recipientes de cartón o vidrio. 

Países como Chile, Colombia, Panamá, Perú y Costa Rica tomaron medidas para restringir el uso de bolsas de plásticos, que son hechas en su mayoría de polietileno, un polímero derivado del petróleo que tarda 500 años en degradarse.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD