Camión llevaba cocaína en dos ejes

Un cargamento de 19 kilos de cocaína de altísima pureza fue confiscado ayer de mañana en el puesto aduanero de Chaco’i, departamento de Presidente Hayes (Chaco), en una operación efectuada por agentes de Antinarcóticos de la Policía Nacional. La droga, que estaba distribuida en 54 panes, iba oculta en el interior de los ejes de un camión semirremolque cargado con postes de quebracho colorado, cuyo destino final era la ciudad de Montevideo, Uruguay, según informaron.

Un oficial de Antinarcóticos sujeta  al chofer del camión que transportaba los 19 kilos de cocaína con destino a  Montevideo, Uruguay. El vehículo llevaba un cargamento de madera para justificar el largo viaje.
Un oficial de Antinarcóticos sujeta al chofer del camión que transportaba los 19 kilos de cocaína con destino a Montevideo, Uruguay. El vehículo llevaba un cargamento de madera para justificar el largo viaje.

En horas de la madrugada, efectivos del departamento Antinarcóticos de la regional 12 Central a cargo del subcomisario Virgilio Chávez recibieron el dato de que un camión se dirigía hacia el Río de la Plata con el cargamento de cocaína, cuyo valor superaría 170.000 dólares, debido a que cada kilo de la droga se vende a 9.000 dólares en aquella región del continente.

Inmediatamente, los oficiales comenzaron a rastrear el vehículo de gran porte, que llevaba una enorme carga de madera, supuestamente para justificar el viaje.

Tras horas de seguimiento, finalmente alrededor de las 07:00, los uniformados detectaron el vehículo en el puerto de Falcón a punto de salir del territorio nacional.

Se trataba de un camión Scania rojo, con matrícula BHG 961 con acoplado que tenía la placa CBJ 969 repleto de postes de quebracho colorado, que estaba al mando de Santiago Alberto Ayala González (42), oriundo de la compañía Thompson de la ciudad de Ypané.

PUBLICIDAD

El vehículo fue sacado de la fila y luego derivado al puesto aduanero de Chaco’i, donde fue sometido a un riguroso control con escáner, donde ya se detectó que tenía elementos extraños en el eje trasero de la carreta.

Lo mismo se detectó en el segundo eje de la cabina, por lo que convocaron en el lugar al perro “Belgo” especialmente entrenado por instructores estadounidenses para detectar cargas de droga en lugares y situaciones extremos.

Cuando el animal llegó al lugar inmediatamente detectó e identificó, sin margen de dudas, las piezas del enorme camión donde estaban ocultos los panes de la sustancia prohibida.

De acuerdo con el subcomisario Chávez, esta es la primera vez que detectan en el país un cargamento de droga en el interior de los ejes de un vehículo, pero el jefe policial aclaró que ya es una práctica común en otros puntos de la región.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD