Fiscalía pide la prisión preventiva para el exdirector de Tacumbú

Los fiscales Federico Delfino y Alicia Sapriza imputaron ayer al exdirector de la cárcel de Tacumbú Hernán Enrique Bogarín Colmán (42 años), por cohecho pasivo agravado y asociación criminal y solicitaron su prisión preventiva. El reo Julio Roberto Servián Aquino (36) también fue procesado por obsequiar un arma a Bogarín.

El exdirector de Tacumbú, Hernán Enrique Bogarín Colmán, a su salida de la sede fiscal luego de terminar  su audiencia indagatoria.
El exdirector de Tacumbú, Hernán Enrique Bogarín Colmán, a su salida de la sede fiscal luego de terminar su audiencia indagatoria.

El exdirector del presidio Hernán Bogarín y el exjefe de seguridad de la cárcel Ricardo Ortiz se presentaron ayer de tarde en la sede de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado del Ministerio Público en Luque, para prestar declaración indagatoria ante los agentes fiscales Federico Delfino y Alicia Sapriza.

Durante la diligencia Ortiz brindó información que se ajusta a lo que se puede ver en las imágenes de circuito cerrado del penal, según consideraron los fiscales, quienes posteriormente tomaron la determinación de liberarlo, pues no hallaron elementos que lo incriminen en el hecho indagado.

Por su parte, Bogarín se abstuvo de declarar y fue imputado por los hechos punibles de cohecho pasivo agravado y asociación criminal. Además, se requirió su prisión preventiva al tratarse de un agente público.

Bogarín recibió el martes último una pistola Glock calibre 9mm camuflada como obsequio por parte de un reo del penal de Tacumbú, quien fue identificado como Julio Roberto Servián Aquino, quien cumple actualmente una condena de 20 años por un doble crimen, según informaron los fiscales.

PUBLICIDAD

El recluso también fue procesado por soborno y asociación criminal, y también se solicitó su prisión preventiva.

Ambos casos y pedidos del Ministerio Público fueron elevados al Juzgado Penal de Turno, que deberá resolver las medidas que serán impuestas ante el contexto de la pandemia de covid-19 por la cual atravesamos actualmente.

El regalo

El fiscal Delfino detalló, sobre la investigación en curso, que Julio Servián remitió un arma de fuego, a través del sistema de encomiendas del penal, siendo el destinatario el propio director del recinto Hernán Bogarín.

PUBLICIDAD

De acuerdo con los primeros datos que se obtuvieron, el regalo fue como muestra de agradecimiento por todos los beneficios que recibe Servián, quien está apartado de toda la población común. Además, cumpliría funciones de oficinista y, en ocasiones, como también realizaría trabajos técnicos.

El artefacto bélico fue detectado por el personal de seguridad, pero aun así no realizó la denuncia ante la policía ni ante fiscalía. Recién cuando tomó estado público, la propia ministra de Justicia Cecilia Pérez, efectuó la denuncia que derivó en la intervención de la cárcel y la detención de Bogarín y Ortiz.

CONDENADO POR DOBLE HOMICIDIO

El 15 de marzo de 2007, Julio Roberto Servián Aquino ingresó a la casa de un peruano Alejandro Bustamante Arellano y le disparó en la cabeza, después fue a la habitación de la empleada Yesmi Marlene Pavón Esteche, a quien también asesinó de un tiro. Luego robó los bienes y huyó. El 24 de noviembre de 2010 fue detenido en Buenos Aires, Argentina, de donde fue extraditado por el doble homicidio. En el año 2013 fue condenado a 20 años.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD