Asaltante colombiano abatido por el hijo de Oviedo era prófugo en su país

El asaltante colombiano Robin Mayorga Sánchez (30), abatido el viernes por el joven Lino César Oviedo Marín (25), hijo del líder de Unace, Lino César Oviedo Silva, era buscado por varios asaltos en su país de origen, pero pese a ello igual pudo ingresar al Paraguay para delinquir.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/O2LWWGSQMJGFJPB3QO6F24BNRY.jpg

Asimismo, el 16 de marzo de 2009 fue condenado a 21 meses de prisión por hurto.

Sin embargo, pese a estos antecedentes y los pedidos vigentes de captura, el maleante colombiano pudo ingresar tranquilamente el 14 de setiembre a nuestro país, para unirse a una frondosa gavilla compuesta por varios de sus compatriotas.

Este grupo delictivo ya perpetró numerosos asaltos exactamente idénticos al que intentaron cometer esta vez contra el ganadero Lino César Oviedo Marín, a quien siguieron desde el Banco Sudameris de Villa Morra.

La modalidad usual que emplean estos colombianos es pinchar las ruedas de los vehículos de personas que retiran dinero, seguirlas por unos metros, avisarles del desperfecto y atacar cuando estas bajan de sus rodados.

Sin embargo, en esta ocasión, el hijo de Lino Oviedo detuvo su camioneta Hyundai Tucson sobre la calle Senador Long, donde fue abordado por el extranjero, quien incluso llegó a hacerse con el bolsón que contenía el dinero.

El joven reaccionó con una pistola Jericho calibre 9 mm y disparó tres veces contra su atacante, quien cayó muerto. Sus dos cómplices, que estaban en un auto blanco, optaron por huir.

Circuito cerrado

Ayer, la fiscala del caso, Alba Rocío Cantero, dijo a nuestro diario que, de momento, Lino César Oviedo Marín seguirá en libertad, ya que está colaborando con la investigación y no hay peligro de fuga. Sobre una eventual imputación, señaló que podrá determinarlo luego de ver la grabación del circuito cerrado de tres negocios que pudieron haber captado el momento del asalto. Si se corrobora la versión del joven, no habría motivo legal para procesarlo, ya que habría actuado en legítima defensa. Además, su arma está registrada.

ileguizamon@abc.com.py