Asesinan a sicario que eliminó a exintendente

Uno de los sicarios más sanguinarios de la red de matones de Vilmar “Neneco” Acosta Marques, según fuentes de la Policía, fue asesinado ayer de tarde en la frontera, cerca de la ciudad de Ypejhú, departamento de Canindeyú.

Se trata de Cristino Velázquez, quien entre otros casos participó del homicidio del exintendente de Ypejhú Julián Núñez, el 1 de agosto de 2014, dos meses antes de la muerte del corresponsal de ABC Color, Pablo Medina.

De acuerdo con los datos, Cristino manejaba la motocicleta desde la cual el prófugo Wilson Acosta Marques (hermano de “Neneco) disparó con una escopeta contra el político colorado, quien pretendía llegar nuevamente a la intendencia de Ypejhú, en aquel entonces ostentada por Vilmar.

Según documentos oficiales, Julián Núñez acusó también varios proyectiles calibre 9 mm disparados desde una segunda motocicleta, tripulada supuestamente por Vidal Junior Acosta (hermano de Vilmar y Wilson) y Gustavo Acosta Gadea (hijo de Wilson).

PUBLICIDAD

El ahora asesinado Cristino Velázquez era uno de los sicarios preferidos de “Neneco” Acosta Marques, a quien se le atribuyen al menos una veintena de homicidios en la frontera, casi todos relacionados con el tráfico de drogas y el poder político.

La última víctima de la banda fue justamente nuestro compañero Pablo Medina, asesinado el 16 de octubre de 2014 por Wilson Acosta Marques (prófugo) y Flavio Acosta Riveros (detenido en Brasil).

En la misma emboscada murió la acompañante del periodista, Antonia Almada, en tanto que la única sobreviviente fue una hermana de esta última, quien viajaba en el asiento trasero de la camioneta de Pablo.

Vilmar Acosta Marques, el jefe de Cristino Velázquez, se encuentra recluido en la penitenciaría nacional de Tacumbú.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD