Asesinó a machetazos a su esposa embarazada y después se entregó

Un joven asesinó a machetazos a su esposa embarazada y luego fue hasta la comisaría a entregarse. El nuevo y brutal caso de feminicidio ocurrió en medio de una plantación de yerba mate que tenía la pareja en la colonia San Carlos de Iruña, departamento de Alto Paraná. El hombre contó que tuvieron problemas anteriormente con su mujer y que tiró el machete a un arroyo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TZOFURCEQ5F7HD22LFTZ2SAK2Q.jpg

IRUÑA, Dpto. de Alto Paraná (Mariana Ladaga, de nuestra redacción regional). La víctima fue identificada como Nancy Noemí Pavón Álvarez, paraguaya, de 18 años, quien sufrió varias heridas profundas, ejecutadas con un machete, en la espalda y en la cabeza.

El autor confeso del hecho fue su marido, Rigoberto Gregorio Mandagui Benítez, paraguayo, de 19 años.

Ambos vivían en la colonia Maestro Fermín del distrito de Carlos Antonio López, en el departamento de Itapúa, y tenían una plantación de yerba mate en la colonia San Carlos, en Iruña, Alto Paraná.

PUBLICIDAD

Según informaron en la Policía Nacional, alrededor de las 20:30 del jueves, Mandagui fue al puesto policial de la colonia Maestro Fermín y contó que había asesinado a su esposa en medio de la plantación de yerba.

Los agentes informaron a sus pares de Iruña, que al acudir al lugar encontraron a la mujer tendida en el suelo, de costado, con grandes heridas cortantes en la espalda y en la cabeza.

Intervinieron agentes de Criminalística, Homicidios, el asistente fiscal Ernesto Areco y el forense Fernando Moreira.

Luego de los trámites de rigor, el cuerpo fue entregado a familiares.

Escasa declaración

El asesino confeso Rigoberto Gregorio Mandagui Benítez dijo a los policías que mató a su esposa porque tenían antiguos problemas de pareja, aunque sin dar otros detalles que lo llevaron a cometer semejante ataque.

Contó además que tras cometer el crimen, arrojó el machete en un arroyo cercano.

La fiscala de Iruña, María del Carmen Meza, explicó que imputó al detenido por feminicidio, que tiene una pena de diez a treinta años de cárcel y solicitó al juzgado que el hombre permanezca con prisión preventiva.

Dijo que tienen información de que en la pareja existirían antecedentes por violencia doméstica.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD