Corte otorga impunidad

La excesiva mora de la Corte Suprema de Justicia de más de 3 años posibilitó que el exgobernador de Boquerón David Sawatzky Funk, condenado a 3 años y 7 meses de prisión por lesión de confianza por un desvío de G. 3.300 millones, sea beneficiado con la prescripción de la causa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4WIERFPT2VCBLF3NHGOVSE47FI.jpg

Sawatzky fue condenado en primera y segunda instancias a la pena señalada, en setiembre de 2015. Sin embargo, la casación contra ambos fallos fue planteada por la defensa del exgobernador ante la Sala Penal de la Corte, el 22 de diciembre de 2015, fecha desde la cual estuvo cajoneada en la máxima instancia judicial.

El ministro de la Sala Penal Manuel Ramírez Candia, tras contabilizar el plazo, señaló que ha transcurrido el doble del plazo contemplado para el delito de lesión de confianza que es de 5 años. Los hechos investigados por el Ministerio Público concluyeron el 27 de febrero de 2007, y el doble del plazo de la pena prevista que es de 10 años ya ha transcurrido, por lo que corresponde declarar la prescripción de la causa, señaló el magistrado, a lo que se adhirieron sus colegas Luis María Benítez Riera y Miryam Peña.

Ramírez Candia ordenó que el Consejo de Superintendencia de la Corte ejerza su poder disciplinario y de supervisión sobre los trámites inferiores para que sean individualizados los responsables de la extrema dilación jurisdiccional.

PUBLICIDAD

De la prescripción también fue beneficiado César Calvet Gosling, quien había sido condenado a 2 años y 7 meses.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD