Hallan celulares y chips en poder de extorsionadores

Agentes policiales confiscaron tres celulares, 29 chips y otros elementos durante una revisión efectuada ayer de tarde en la prisión Centro de Rehabilitación Social (Cereso) de Itapúa. Estaban en poder de dos hermanos que conformaban una banda de extorsionadores y secuestradores.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WWVV3WJQFNBL3DOHCI6HT5UG34.jpg

El procedimiento comenzó a las 14:50, cuando los agentes policiales del Departamento Contra Hechos Punibles Económicos y Financieros ingresaron al pabellón “E”, junto con la fiscala Rocío Valdez y el director del reclusorio, Carlos Irala, a fin de realizar una requisa relacionada con un caso de extorsión y estafa.

Los intervinientes encontraron tres teléfonos celulares, 29 chips (23 de Personal y 6 de Tigo), cuatro tarjetas de memoria, una agenda y un cuaderno que presuntamente contenía anotaciones de giros y transacciones que realizaban a través de las llamadas.

Fuentes informaron que las evidencias estaban en poder de dos hermanos recluidos en el centro penitenciario, quienes fueron identificados como Armando Andrés Lezcano Sanabria y Osmar Javier Lezcano Sanabria.

PUBLICIDAD

Conforme a los antecedentes, los citados están acusados de cometer secuestro, asociación criminal, extorsión y extorsión agravada en el caso de la conformación de una banda integrada por al menos seis personas para el rapto del empresario agrícola brasileño Martín Hartmann Berwanger, ocurrido el 17 de noviembre de 2017.

La víctima apareció casi 48 horas después del plagio, al ser abandonada en el monte por sus captores, quienes pidieron 300.000 dólares para dejarlo ir. La gavilla, finalmente, fue desbaratada días después, tras una ardua investigación por parte de efectivos policiales y de la Fiscalía.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD