Imputación de sicarios que mataron a niño incluye “alevosía y agravante”

Los fiscales Ariela Chaparro y Hugo Volpe imputaron ayer a los tres sicarios del Primer Comando Capital (PCC) por el asesinato del niño de 5 años Gabriel y el intento de homicidio de otras dos acompañantes de William Giménez, quien se suicidó. Se incluyó “alevosía y agravante”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CUURKZ25PBCDBG6YZ763OARISM.jpg

Los imputados son los ciudadanos paraguayos Diego Niz Pérez (28 años) y Rony Maximiliano Román Ramírez (25), y el brasileño Bruno Henrique Reis de Oliveira (35), quien sería el jefe de sicarios del caponarco brasileño Elton Leonel Rumich da Silva (33), alias Galán.

Los hechos punibles atribuidos son homicidio doloso consumado por la muerte del niño, con el agravante de haber realizado esto en la vía pública y expuesto a terceras personas, y también con alevosía porque se aprovechó la indefensión de las víctimas.

A su vez, se los imputó por tentativa de homicidio doloso de los otros dos adultos que ocupaban la camioneta Toyota Fortuner guiada por William Giménez (28), que sufrió el ataque a balazos el 25 de octubre pasado en el barrio Madame Lynch.

PUBLICIDAD

Los sobrevivientes son Willer Fidelino Lescano Gimenes (25) y Heber Luiz de Figueredo Souto (28), guardaespaldas de Giménez.

En el proceso no se incluyó a la pareja de Rony Román Ramírez, Ruth Nataly Echagüe Benítez (27), al no haber indicios de que la mujer estuvo en el ataque.

Sin embargo, Echagüe está presa por estar imputada junto a su pareja y los otros dos sicarios en otra causa por violación a la ley de armas, asociación criminal y tenencia de drogas.

Esta causa derivó del allanamiento a la vivienda del barrio Santa María de Asunción, donde fueron detenidos los cuatro.

Balística y videos

Los tres sicarios fueron imputados como autores del atentado, a raíz de que cayeron con dos fusiles calibre 7,62x39 mm, que dieron positivo a la prueba balística con 21 vainillas servidas en el ataque.

Además, se ubicó la camioneta Chevrolet Tracker gris incautada en el allanamiento sindicado, que aparece en los vídeos del circuito cerrado del lugar.

Los tres imputados se abstuvieron ayer de declarar y tienen pedido de prisión preventiva. Por el momento, son coautores porque no se definió aún quienes realizaron los disparos. El fiscal Volpe explicó que se cree que al menos cuatro personas más estuvieron involucradas. Dijo también que se analizan los teléfonos celulares incautados para llegar a más miembros de la banda.

Bruno no sería Bruno

Los fiscales Ariela Chaparro y Hugo Volpe confirmaron que hasta ahora aguardan el resultado de la prueba de huellas dactilares de Bruno Henrique Reis de Oliveira (35 años), sicario brasileño que utilizaría una identidad falsa. La cooperación jurídica se solicitó a la justicia brasileña y por el momento todavía no se expide sobre la identidad. Si bien los investigadores sospechan que la identidad sería falsa, los fiscales lo imputaron con la referida identidad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD