Marino preso asevera que no cometió abuso

Uno de los trece efectivos de la Armada de Marina Paraguaya imputado y preso en Viñas Cue por el abuso sexual de una adolescente de 13 años se declaró inocente en una carta y pidió que la justicia sea “imparcial” y no lo deje como “chivo expiatorio”.

Se trata de Miguel Ángel Vargas Giménez, de 19 años, quien es defendido por el abogado Juan Martens.

El marino indicó que no participó del encuentro con la adolescente, ya que supuestamente solo le saludó en una dependencia de la Marina porque festejaban el cumpleaños número 18 de la que resultó víctima y en realidad era cinco años menor.

Agregó que ese día, el 6 de agosto pasado, estaba realizando labores en la cocina del cuartel de la Marina, y que solo le saludó a la adolescente.

PUBLICIDAD

Reconoció, asimismo, que era su amiga en la red social Facebook. “Desde mi cama podía escuchar lo que pasaba porque solo me quedé un rato mirando. En ningún momento vi que se le maltrató o que se le obligó a algo a la fuerza. Lamento mucho lo que está pasando, y espero no ser un chivo expiatorio que pague la culpa y falta de control de otros”, escribió.

Según la imputación de la fiscala Alejandra Savorgnan, Vargas participó del abuso sexual de la menor de edad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD