Mexicano, belga y paraguayos serán imputados por contrabando de oro

Un mexicano, un belga y dos paraguayos serán imputados hoy por el fiscal Emilio Fúster por contrabando de oro, delito que quedó confirmado ayer con un nuevo análisis de los 480 kilos de lingotes declarados como bronce y que fueron incautados hace dos semanas en el aeropuerto internacional “Silvio Pettirossi” de Luque, justo cuando iban a ser llevados a Hong Kong en un jet privado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RFHADTV4YNDJZJW3SJXQ5FDPTM.jpg

Uno de los que serán imputados es el empresario José Salazar Tinajero, de 55 años, nacido en México y quien aparece como dueño del cargamento de 480 kilos de supuesto bronce comprado en nuestro país el 5 de agosto pasado.

El otro es el aviador Didier Marc André, de 52 años, oriundo de Bélgica y quien es el dueño del avión jet norteamericano, con matrícula N111FA, en el que iba a salir la carga, pero que permanece retenido en el aeropuerto.

Los otros para quienes se pedirá proceso penal son los paraguayos Ricardo Castro Vera, de 53 años, despachante aduanero que gestionó el envío, y Gregorio Daniel González Vera, de 43 años, representante de la firma importadora y exportadora Cristal Esteño SA. Este último registra nada menos que 13 antecedentes por estafa, lesión de confianza y violación del derecho de marca, entre otros.

La confirmación de que los pedazos de bronce también contienen oro puro se produjo después de que técnicos del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN) analizaran de nuevo los metales en el Depósito de Cargas Aéreas, en presencia del fiscal Fúster.

PUBLICIDAD

La diligencia se cumplió a raíz de que las muestras obtenidas durante la primera verificación, hace una semana, resultaron insuficientes para determinar si los lingotes contenían o no el codiciado oro, tal como sospecharon desde un principio las autoridades del aeropuerto y los policías del departamento Contra Delitos Económicos.

El cargamento fue retenido y verificado justo antes de que fuera alzado al avión jet, que despegó de Atlanta (Estados Unidos) e hizo escalas en Toluca (México) y Guayaquil (Ecuador), antes de aterrizar en Paraguay.

El plan de vuelo del retorno de la aeronave contemplaba un viaje directo de nuevo a Atlanta y de ahí a Hong Kong, donde presuntamente la aleación iba a ser fundida para separar el bronce del oro y revender este preciado metal comprado en Paraguay, siempre según las sospechas.

El fiscal Fúster ya ordenó anoche la detención de los cuatro principales implicados, quienes esta mañana deberán comparecer ante el Ministerio Público. En cuanto a los pilotos Edward Knapp y George Taylor no serán imputados. Ambos Siguen en Paraguay porque la nave está retenida.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD