Paraguay mantiene activas 5.000 hectáreas de cultivos de marihuana

Un mapeo efectuado por el departamento Antinarcóticos de la Policía permitió detectar que en Paraguay hay actualmente unas 5.000 hectáreas de cultivos de marihuana activas, que podrían resultar en nada menos que 15.000 toneladas de la droga en caso de ser cosechadas. Amambay, San Pedro, Canindeyú y Caazapá son las principales zonas productoras. Un modo alternativo de combatir al narcotráfico en nuestro país podría ser darle una salida medicinal al estupefaciente, que es considerado como uno de los de mayor calidad en toda la región.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/UT3ZPE7KXZARZH7GCJCNGWTZYI.jpg

El jefe de Antinarcóticos, comisario principal Críspulo Sotelo, confirmó que en lo que va del año la Policía detectó y destruyó 74 hectáreas de cultivos de marihuana, en nueve incursiones a cargo de las oficinas regionales de Curuguaty (Canindeyú), Santa Rosa del Aguaray (San Pedro) y Pedro Juan Caballero (Amambay).

Sotelo dijo que sin embargo tienen registros de que más de 5.000 hectáreas de cultivos de marihuana siguen activas en todo el país.

Ante esta situación, la unidad policial diseñó un dispositivo que involucrará a todas las oficinas regionales del interior del país, que recibieron la orden de tratar de identificar todos los cultivos de la hierba en sus zonas, informar a la oficina central de Asunción y después comenzar una megaoperación de destrucción masiva de las plantaciones.

3.000 kilos por hectárea

Los antidrogas señalaron que por cada hectárea de cultivo de marihuana, en Paraguay se obtienen unos 3.000 kilos para la venta. Es decir, en caso de que las 5.000 hectáreas de plantaciones activas sean procesadas, los financistas del negocio ilícito podrían llegar a extraer hasta 15.000.000 de kilos, los que equivalen a 15.000 toneladas de la droga.

En cuanto a la “inversión” que hacen los traficantes, trascendió que es mínima. Por ejemplo, entre ocupar o alquilar una parcela, montar los improvisados campamentos con prensas rústicas y pagar a los peones que extraen y procesan la droga, un “patrón” podría llegar a gastar no más de 5.000.000 de guaraníes.

En cambio, las ganancias que obtienen son siderales, ya que generalmente toda la mercancía producida es destinada al mercado extranjero, porque en nuestro país la marihuana cuesta solo 50.000 guaraníes el kilo, como máximo.

“Temporada alta”

Actualmente, la demanda más importante de marihuana en la región proviene de Brasil, donde es “temporada alta” a raíz de la llegada masiva de turistas atraídos por los famosos carnavales.

En Río de Janeiro o São Paulo, se pagan en esta época hasta 1.500 reales por kilo, lo equivalente a unos 2.880.000 guaraníes.

Por otro lado, Chile desplazó a Uruguay como el segundo mercado más importante para la droga paraguaya, ya que en Santiago se comercializa el estupefaciente a cerca de 1.500 dólares el kilo, que es igual a unos 7.035.000 guaraníes. Sin embargo, hacer llegar los cargamentos al país trasandino resulta más riesgoso, por lo que son pocas las organizaciones que se animan a “exportar” a dicho destino.

En Argentina solo se obtienen 1.000 pesos por cada kilo de marihuana paraguaya, lo que al cambio actual ronda los 440.000 guaraníes. Otros mercados a los que suele llegar la hierba nacional son Bolivia, donde un kilo de marihuana se cambia por un kilo de cocaína, y a Europa, que también paga bien pero la ruta sigue siendo extremadamente riesgosa, señaló el subjefe de Antinarcóticos, comisario principal Arsenio Correa.

ileguizamon@abc.com.py