Ujier esconde expediente y pide coima

El representante de la abogados ante el Consejo de la Magistratura, Juan Bueno Jara, tomó intervención en una denuncia que recibió de parte de una mujer que le comentó que le pedían una millonaria coima para encontrar en la Corte Suprema de Justicia su expediente, que estaba listo para una sentencia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PPG535VXZZCRNGNMCPW2WJPKCA.jpg

“La doctora Nancy Medina era funcionaria en el Crédito Agrícola durante el gobierno de Fernando Lugo y había denunciado un acto de corrupción dentro de la institución, y estando embarazada fue echada de su cargo, por lo que inició una demanda contra el Estado”, dijo Bueno Jara al referirse al caso.

La mujer estuvo litigando por cinco años en los tribunales y ganando en dos instancias, hasta que el caso llegó a la Corte Suprema, donde se dieron muchos hechos que fueron retrasando la confirmación de la sentencia, hasta que el expediente incluso se perdió, supuestamente.

Cuando ya estaba todo aprobado para la firma del expediente apareció un ujier notificador, quien le pidió G. 80 millones a la doctora Medina, para que salga la sentencia.

“Cuando la doctora Medina me comentó eso, fui a hablar con el doctor Luis María Benítez Riera, y le expliqué lo que estaba ocurriendo, porque muchas veces estos casos no son sabidos por los ministros. Fue entonces cuando el doctor Benítez Riera solicitó que el expediente fuera traído a su despacho y se firmó la sentencia. Al mismo tiempo, se desbarató un pedido de coima, y ahora el caso del funcionario fue remitido a la Superintendencia de la Corte, para sumariar al ujier y a todas las personas que estuvieran involucradas en este caso”, señaló.

Bueno Jara dijo que lamenta el pedido de coima, así como el despido que sufrió la doctora Nancy Medina, quien estaba embarazada cuando se dio el caso, y para más, esto se dio en una dependencia del Estado.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.