Vandalismo en Luque queda impune

El fiscal Miguel Vera resolvió liberar a los detenidos el viernes pasado a la noche por los disturbios dentro y fuera del estadio Adrián Jara del Club General Díaz, tras el partido que disputaron el Sportivo Luqueño y el 3 de Febrero de Ciudad del Este.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NQYFV36QXRBPLH5GN5NNTHQZHI.jpg

Vera tomó esta decisión debido a que la Policía Nacional no logró identificar a los autores del vandalismo ocurrido, quedando así impune este lamentable episodio que involucra nuevamente a barras de Luque.

Fueron 40 los detenidos, pero 16 ya habían sido liberados inmediatamente, debido a que son menores de edad.

Ayer a la tarde liberaron a los 24 restantes debido a que las imágenes de la cámara de seguridad mostraban que estas personas, en realidad, fueron a refugiarse en una estación de servicio.

PUBLICIDAD

Según el informe policial elevado al Ministerio Público una vez concluido el partido, el empate encendió la rabia de los barras bravas que una vez afuera del estadio se juntaron y en turba con cascotes en la mano atropellaron el portón de acceso N° 2, que daba acceso a los vestuarios, atacaron a los policías y lanzaron piedras ocasionando daños materiales a los rodados que se encontraban en el estacionamiento interno del club .

Entre los vehículos dañados se encuentra el ómnibus que transportaba al conjunto del 3 de Febrero, una camioneta de la marca KIA tipo Sorento propiedad del árbitro Rodney Ubaldo Aquino, además de otros vehículos pertenecientes a policías. 

Tras protagonizar estos hechos se dieron a la fuga, siendo perseguidos sobre la calle General Aquino por un grupo de efectivos policiales, y en ese ínterin las patrulleras en la cual se desplazaban también resultaron con daños, específicamente la de la comisaría 38ª Central de Mora Cue. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD