Planificar una hermosa velada

Febrero trae el Día de los Enamorados. Antes de que la publicidad arranque con sus ofertas y novedades, podemos ir pensando cómo festejar ese día. La asesora de imagen y coach Raquel Sosa nos recuerda algunos puntos siempre útiles para proyectarnos en nuestra mejor versión (de a dos). El Día de San Valentín se representa con mucho romanticismo, pero ¿existe esta línea en las tenidas de los enamorados? Raquel Sosa asegura que sí.

Raquel Sosa, asesora de imagen y coach.
Raquel Sosa, asesora de imagen y coach.

“Es uno de los siete estilos universales, no va a desaparecer. El estilo romántico en la ropa contempla las telas con flores, encajes, volados, vuelos. Vale decir que también lo romántico se aplica en la moda masculina, para ellos camisas tonos pasteles o estampados.

El estilo no es lo que uno quiere, es lo que uno trae desde que nace”, según la experta Raquel Sosa. Además, tiene que ver con otros aspectos de nuestra vida, por ejemplo, la decoración de la casa.

A pesar de la perdurabilidad del estilo, no se puede negar que los tiempos han cambiado mucho, y aquellos conceptos que las abuelas y madres aplicaban para ir educando a las niñas en la feminidad con vestiditos primorosos (lazos y mangas abullonadas) van perdiendo fuerza. “Las niñas deciden hoy sobre lo que deberían decidir las mamás –afirma Raquel con seguridad–, en eso yo soy, en el buen sentido, dictadora, tienen que haber reglas. Cuando son adolescentes ya se puede apelar al diálogo. A este público (entre 14 y 20 años) no lo percibo muy romántico, más bien las chicas están influenciadas por sus ídolas del espectáculo, como Beyoncé, Rihanna, etc., a las que siguen e imitan, eso tiene impacto en su outfit, hay mucho de “uniformarse”, todas iguales. Prevalecen hoy los shorts y minifaldas, mostrar mucho las piernas”.

–¿Aún podemos mantener un estilo romántico?

–Sí, pero ya los códigos han variado, no más vestidos largos por ejemplo, ahora se imponen vestiditos encima de la rodilla.

–¿Qué me pongo en el día de los enamorados?

–Hay que tener en cuenta la edad y el estilo. Si no sos una mujer romántica, moderna y casual, sino más bien clásica o quizás sexy, no vas a sentirte a gusto con ropa romántica. Y no es una buena idea cambiar de estilo en una fecha especial, porque podés fundir tu noche forzando en un estilo que al final no te va.

–¿De qué color es el amor?

–En el Día de los Enamorados prevalece el rojo, que se relaciona más con lo sensual que con lo romántico. No obstante, también pisan fuerte el negro y el blanco, el rosado. Depende de tu personalidad. Los colores pueden ser tus aliados o tus enemigos, aparentás hasta cinco años menos cuando usás la gama que va con tu tono de piel, cabello, ojos y al revés, envejecés con los inadecuados.

–No es lo mismo irte a la Costanera que a una cena en un hotel.

–Más que la vestimenta, el que habla todo el tiempo es el cuerpo. Así que si te ponés algo cómodo, que va con tu personalidad y estilo de vida, eso mismo vas a proyectar: seguridad y espontaneidad. Depende del lugar, a veces con un vestidito sencillo aldeano corto o un monito que se usa mucho, quedás superbién.

–Pensé que los vestidos largos eran románticos.

–Son románticos, sin duda, pero en la practicidad (y nuestras temperaturas), hoy para, casi a toda edad, se impone el vestido corto.

–¿Qué tener en cuenta para la ropa interior?

–Lo clásico son los encajes, porque tiene una onda romántica pero sexy, cubre pero no muestra. Los colores rojo y negro son los más impactantes.

–Hay hombres que no se dan cuenta de los detalles.

–En cuestión de hacer notar que es un día especial sin exagerar, y en lo referente a la ropa interior, es un tema muy de la conexión de la pareja, un mundo para dos, muy privado.

–Seguimos, el maquillaje.

–Muy natural, no sobrecargarse, porque vas a estar creando una barrera en la comunicación; vale lo mismo para los accesorios.

–¿Qué hay sobre el aroma para enamorar?

–Lo ideal es tener una piel bien hidratada, con crema, loción importada. El perfume es parte de todo eso y además el broche de oro. Por supuesto, el cabello tiene que oler muy bien. Pero ojo, todo en su justa medida, ponerse demasiado perfume es antielegante y está considerado una falta de respeto.

–¿Qué hacer cuando nuestra pareja no es de nuestro mismo estilo?

–Pueden no tener el mismo estilo, pero sí ponerse de acuerdo en el tipo de tenida que van a ponerse ese día. Si te vas a arreglar con esmero, tu pareja no debería ir con jeans rotos o remera gastada. O al revés, porque hoy día también hay hombres muy meticulosos en el vestir. También se da que la pareja tiene el mismo estilo y gustos, así que entonces, la comunicación en ese sentido es permanente.

La esencia del festejo

“Se trata de ser nosotras mismas, pero en nuestra mejor versión, arregladas y maquilladas”, dice la experta. “La actitud es fundamental para que la velada sea un éxito, hay que dejar los conflictos a un lado. Hay mujeres que justo esa noche se complican por tonterías y arruinan la noche con sus celos o algún comentario que sería mejor hacerlo en otro momento”.

–¿Apostamos por los regalos clásicos?

–Para un 14 de febrero, chocolates, flores, bombones o algo para brindar, también puede ser una buena ocasión para fortalecer el amor con un anillo de compromiso. Los canastos de desayuno para despertar a la pareja son muy acertados. ¿Ropa o celulares? No se ve muy bien como regalo en ese día.

–Como mencionabas, la publicidad define nuestros conceptos, pero la mujer ha cambiado.

–La moda es un termómetro que nos dice cómo estamos. Una mujer poderosa (empresarias, políticas, en cargos de poder) usa escotes más rectos, colores oscuros, ropas más clásicas. Una romántica, suave, en cambio apuesta por ropas más sueltas y detalles tiernos como aritos. Tengo alumnas profesionales que me piden ayuda para verse con más autoridad. Y en la pareja, la mujer actual ya no es tan sumisa, exige reconocimiento.

–Pero el amor no varía

–El sentimiento de estar enamorados es el mismo, solo que depende del temperamento de cada quien. Se expresa tanto a través de su apariencia externa como su estado interior. Quiero subrayar que para pasar una velada romántica no hace falta gastar millones, hasta podés pasarla tomando tereré en la costanera y mirando el atardecer o con una cena en casa. Donde sea, siempre apostá por la autenticidad.

En concreto:

1- Elegir un outfit adecuado al estilo personal, que me quede cómodo y al lugar de la cita

2- Evitar usar algo nuevo y diferente ese día, es decir, arriesgarme a algo que no me es familiar

3- Ponerse de acuerdo con la pareja para vestir con un mismo estilo

5- Evitar el maquillaje muy sobrecargado y el perfume en exceso

6- Es una buena ocasión para charlar de temas profundos, y decirse las razones por las cuales se eligieron

7- Hacer las reservas con anticipación para evitar el estrés ese día

8- Tratar de complacer a la pareja con lo que le guste y sea especial

9- Los regalos no siempre son materiales, también puede ser un cambio de actitud una promesa, una decisión, etc.

10- Es una excelente ocasión para pasar a un siguiente nivel en la relación.

lperalta@abc.com.py

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD