Cuarentena con rostro de mujer

La capacidad de organización, la entrega y sensibilidad hacen que el trabajo de las mujeres en los servicios de salud sea fundamental. Su gran presencia en el sector sanitario las pone en primera línea. Desde el Hospital Barrio Obrero y el Acosta Ñu se preparan para la contingencia. Cuando la cuarentena cobra rostro de mujer, la voz cantante que llevan es “#QuedateEnCasa que nosotras no podemos”.

“Quedate en tu casa, HBO te cuida”, dicen las chicas del Hospital Barrio Obrero, trabajadoras de todas las secciones.
“Quedate en tu casa, HBO te cuida”, dicen las chicas del Hospital Barrio Obrero, trabajadoras de todas las secciones.

Las mujeres tienen una gran presencia en el sector sanitario. Prueba de ello son las cientos de trabajadoras que cumplen sus labores en medio de la pandemia del covid-19. Una especial atención se llevan las que activan en el servicio sanitario, zona especialmente delicada, pues es en donde se operativizan las atenciones tanto ante sospechas de infección de coronavirus de los usuarios, así como en la atención normal a pacientes que llegan con otras afecciones.

En dos de los lugares de referencia, el protagonismo femenino es crucial, desde el servicio de limpieza, pasando por el administrativo, hasta la farmacia, enfermería y médicos, por citar algunos.

Doble responsabilidad

PUBLICIDAD

“La responsabilidad de responder a esta pandemia es liderada por mujeres”, apunta la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, destacando que ellas son mayoría en la “primera línea” ante la enfermedad. Según datos de la agencia que ella dirige, a nivel global las mujeres ocupan el 70 por ciento de los puestos en el ámbito sanitario y social. Enfermera o limpiadora son profesiones en las que la mujer es abrumadora mayoría y desde las que ahora se expone de forma muy obvia al coronavirus. Muchas mujeres, además, lo hacen mientras siguen encargándose del grueso de las tareas domésticas y del cuidado de niños y ancianos”, recuerda.

Trabajo de calidad

Respecto a la calidad del trabajo, el Dr. Derlis León, director del Hospital Barrio Obrero (HBO) de Asunción, refiere que en las tareas de contención y contingencia ante el covid-19, “las mujeres son fundamentales, por su entrega, su sensibilidad, capacidad de organización y el liderazgo que ejercen en las áreas donde se desempeñan. Esto se hace exponencial aun más en situaciones difíciles como la que estamos viviendo hoy”, apuntó León, quien agregó que en dicho centro de referencia médica, está extremando medidas de bioseguridad.

PUBLICIDAD

Lucy Trinidad, directora médica del HBO, también habló de que las mujeres están con “mucha pila” y creatividad para enfrentar lo que se venga. Asimismo, destacó que dentro de los planes de contingencia han trabajado muy de cerca con el Ministerio de Salud Pública para ajustar lo que haga en diversos ámbitos para activar los protocolos en casos necesarios enmarcados dentro de la pandemia.

Desde el Hospital General Pediátrico Niños de Acosta Ñu, también se siente el espíritu femenino en los planes a seguir.

El día a día se vive con muchos cambios en cuanto al protocolo de seguridad para proteger a las familias que acuden al hospital y para ellas mismas.

Entre las horas de trabajo o posteriores a ellas se deben nutrir con informaciones sobre los nuevos protocolos, capacitarse constantemente y para ello cuentan con el apoyo del Departamento de Epidemiología del hospital que desde el día cero dispuso, a través de la Dirección General, una sala de situación.

Multitasking

Desde otro punto de análisis, las mujeres también tienen habilidades de realizar varias tareas al mismo tiempo, lo que la literatura internacional ha dado en llamar “multitasking” (multitarea).

Trabajando, según lo describe Mlambo-Ngcuka, en un modo “multitarea” al que muchas están acostumbradas y que ahora se ve agravado por el cierre de las escuelas decretado en muchos países. El cuidado familiar, recuerda, recae ya en tiempos normales “de forma desproporcionada en las mujeres” y ahora lo complica la presencia de los niños en casa, que obliga a muchas a ejercer su trabajo habitual desde el hogar y, a la vez, ser maestras y cuidadoras.

Por ello, la jefa de la ONU Mujeres pide a los Gobiernos buscar formas para tratar de aliviar esta situación.

Con información de EFE.

Impacto económico

El impacto económico del coronavirus golpea de manera especial a la mujer por el gran número de ellas que ocupan trabajos informales o muy precarios y por su gran participación en sectores gravemente afectados por las cuarentenas, como el comercio o el turismo, avisa ONU Mujeres.

La mejor forma de contingencia es el pago directo de beneficios.

mescurra@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD