Delincuentes aprovecharon cuarentena para asestar alevoso golpe en Laurelty

Dos malvivientes se aprovecharon de la cuarentena sanitaria para asaltar un comercio en San Lorenzo, ayer de mañana. Los criminales llevaron la caja registradora que contenía la recaudación, así como una notebook y otros objetos.

La dueña del negocio se tira al suelo  al percatarse de que iba a ser asaltada.
La dueña del negocio se tira al suelo al percatarse de que iba a ser asaltada.

Poco después de las 08:00, los dos maleantes llegaron a bordo de una motocicleta, la que estacionaron frente mismo a la despensa “Lore”, ubicada en 25 de Diciembre esquina Eugenio Alejandrino Garay del barrio Laurelty de la ciudad de San Lorenzo. Tenían puestos sus cascos.

Mientras uno quedó al mando del vehículo con el motor encendido, el acompañante irrumpió con un arma en el negocio, donde hizo rendir a la propietaria, Lorena Irala Marín (33) y a un cliente que en ese momento se disponía a pagar por las mercaderías que había escogido, según se ve en las imágenes captadas por el circuito cerrado del lugar.

Cuando la mujer se dio cuenta de lo que inevitablemente iba a pasar, se tiró al suelo y gateando se refugió en el interior de su vivienda. Ese momento fue aprovechado por el delincuente para apoderarse de la caja registradora que contenía la recaudación de la mañana y del día anterior, cuyo monto no fue confirmado por la víctima.

PUBLICIDAD

El asaltante también se apoderó de una notebook y de otros objetos de valor que encontró a su paso; los cargó en una bolsa y salió nuevamente del establecimiento. Sin llamar la atención de los vecinos, los dos motoasaltantes aceleraron la marcha y se alejaron del sitio.

Tras la denuncia del hecho, agentes de la comisaría jurisdiccional llegaron al lugar para levantar los primeros datos, en tanto que efectivos del departamento de Investigaciones de Central recogieron las filmaciones de las cámaras instaladas en la zona para ver hacia dónde escaparon los asaltantes, según explicaron.

De acuerdo con los pobladores, los ladrones aprovecharon el momento en que nadie estaba por la calle y era casi la nula presencia policial, para perpetrar el golpe con toda tranquilidad. Ahora temen que hechos similares se repitan en el barrio.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD